X

Según un relevamiento oficial, los incendios dañaron unas 1.000 hectáreas

Técnicos del ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción realizaron un relevamiento en las zonas afectadas para evaluar el daño causado por el fuego en el entorno natural.

ANSL
Los estudios seguirán realizándose para medir el impacto en la provincia.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 24/07/2018 21:36
PUBLICIDAD

Una vez extinguidos los últimos focos de incendio, el subprograma Biodiversidad realizó un relevamiento por medio de imágenes satelitales para indicar el número total de superficie afectada por el fuego: más de 1.000 hectáreas (287 entre Potrero de Los Funes y el Volcán y 746 en el departamento San Martín).

“Se produjeron distintas situaciones en cuanto a la intensidad de las llamas, dada la compleja topografía del lugar y la influencia directa de los vientos. El fuego afectó bosques serranos de molles de beber y espinillos (en el sector de laderas y quebradas). Mientras que en las zonas de valles arrasó con bosques dominados, principalmente, por caldenes”, explicaron desde el ministerio.

De acuerdo a lo que consignó la ANSL, la pérdida de la cobertura vegetal en zonas con pendiente, sumada a las grandes lluvias, impacta fuertemente en el suelo generando un arrastre que se traducirá, en algunos casos, en la formación de cárcavas con sedimentos que desembocará en corridas de agua o arroyos del lugar.

Naturaleza muerta

El verde pastizal se transformó en ceniza, dejando tristes consecuencias para el entorno natural puntano. “En los sectores donde las llamas alcanzaron grandes temperaturas, les tomará varias décadas recuperarse. Otros sitios, por las altas temperaturas que soportaron, no se recuperarán salvo que se realicen acciones de restauración. En otros lugares, en tanto, el fuego pasó muy rápido por la velocidad del viento, dejando manchones de vegetación sin quemar”, detallaron.

Respecto a la fauna no se detectaron ejemplares muertos, lo que en principio permite inferir que se trasladaron rápidamente, aunque seguramente perdieron refugios, sitios de nidificación y degradación de sus nichos ecológicos.

Durante toda la semana, el equipo técnico del ministerio continuará con los relevamientos en las zonas afectadas por el fuego a fin de evaluar y medir de forma detallada el impacto de las llamas en la vegetación que habita las sierras puntanas.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR