X

Falsos médicos: separan a un policía por ayudar a su marido

Leandro Acevedo, de 31 años, fue apartado de la Policía de la Ciudad, acusado de haber contribuido con las maniobras de su esposo, Felipe Nori Haggi Lacerda, uno de los profesionales truchos del hospital de Cañuelas.

Las autoridades enmarcaron su apartamiento en el régimen de “tolerancia cero contra hechos de corrupción”.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 27/07/2018 10:28
PUBLICIDAD

Un efectivo de la Policía de la Ciudad fue separado de su cargo al quedar sospechado de ayudar a falsificar los documentos de su marido, sindicado como uno de los médicos truchos que trabajaban en el Hospital Angel Marzetti de la localidad bonaerense de Cañuelas. Las autoridades enmarcaron su apartamiento en el régimen de “tolerancia cero contra hechos de corrupción”.

Se trata de Leandro Acevedo, de 31 años, quien se casó el pasado 5 de abril con el brasileño Felipe Nori Haggi Lacerda, que utilizaba el nombre de Joao Peixoto Dos Santos Neto desde agosto de 2017 para desempeñarse en el nosocomio.

“Con respecto al caso del Oficial Primero de la Policía de la Ciudad, casado con uno de los acusados de falsificar su identidad y utilizar una falsa matrícula para ejercer la medicina, la Oficina Transparencia y Control Externo ha iniciado un sumario administrativo y el pase a disponibilidad del oficial en cuestión”, informó en un comunicado el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.

En la misiva, las autoridades agregaron: “Su separación del cargo se condice con la política de tolerancia cero frente a actos delictivos o de corrupción que se detecten en la fuerza”.

De esta manera, Acevedo quedó en la mira de la Justicia, que investiga a Nori Haggi Lacerda porque usó el nombre y la matrícula de un compatriota que sí estaba recibido de médico, además de presumiblemente haber falseado los datos de su certificado de matrimonio que se realizó en la Ciudad de Buenos Aires para presentarlos en el hospital, tras ser requeridos por las autoridades de la institución.

En la prensa local confiaron que profesionales del hospital intuían que algo andaba mal con los falsos médicos, pero todo empezó a ser investigado a raíz de una intimidad. Es que Felipe Nori Haggi Lacerda subió a las redes sociales una imagen de su torta de casamiento y estaba decorada con las letras “L” y “F”, no figurando la “J” del nombre con el que se hacía conocer en el centro de salud: Joao Peixoto Dos Santos Neto.

La semana pasada, la Fiscalía Nº 1 de Cañuelas que tiene a cargo la investigación recibió la confirmación de la Universidad de Morón en la que se informó que el brasileño no se recibió aún, sino que continúa rindiendo materias en la carrera de medicina. Tanto Nori Haggi Lacerda como la médica Thais Soares Costa, están acusados por utilizar una identidad apócrifa y fueron denunciados penalmente por estafa, falsificación de documento público, ejercicio ilegal de la medicina y usurpación de títulos y honores.

Trascendió que los acusados usaban las identidades del médico Joao Peixoto Dos Santos Neto y de la médica Sonia Banhuki Galvao, respectivamente. La Universidad de Morón también confirmó al fiscal Roberto Berlingieri, a cargo la causa, que Dos Santos Neto, sí se graduó en la institución en noviembre de 2016.

Asimismo, luego de este episodio empezaron a conocerse otros casos en la Ciudad de Buenos Aires, en la localidad bonaerense de Olivos, y en el partido de San Martín, donde pesa una denuncia sobre un presunto médico venezolano. Se trata de José Gabriel Álvarez Rodríguez, de 34 años, quien quedó detenido en el marco de una investigación por su título de médico falsificado. Además, se mencionó el caso de otro falso médico de nacionalidad boliviana que trabajó durante cuatro años en la clínica psiquiátrica Emanuel, del barrio porteño de Caballito, pero que no había estudiado ninguna carrera.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR