X

Lo condenaron por abuso pero no irá a la cárcel

Se trata de un hombre de apellido Arias (45) que fue acusado por abusar de dos hermanas que integraban un grupo juvenil de una iglesia evangélica de La Toma.

Arias fue condenado por una parte de la denuncia.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 28/07/2018 11:57
PUBLICIDAD

La Cámara Penal Nº 1 lo juzgó por haber cometido tocamientos a una adolescente en el año 2009, cuando coordinaba el grupo de jóvenes. Si bien había sido denunciado por cometer los hechos con dos hermanas, sólo había certezas para condenarlo por una de las acusaciones.

La madre de las menores, ahora mayores de edad, fue quien realizó la denuncia en su momento. Durante el juicio tanto ella como sus hijas, ratificaron sus dichos. Asimismo fueron trasladadas por la fuerza pública hacia sala ya que debían presentarse el jueves y no asistieron.

De acuerdo a lo que declaró la mayor de las jóvenes, cuanto tenía alrededor de 12 años el acusado le tocó sus pechos en las ocasiones que asistía a las actividades del grupo juvenil. La más joven por su parte manifestó que Arias le mencionó que una vez mientras dormía la había besado y se había tocado los labios.

En algunas oportunidades, las actividades se hacían en la casa del hombre y los adolescentes pasaban allí la noche.

De este modo la fiscal de Cámara 1, Carolina Monte Riso, entendió que había pruebas para declararlo responsable de abuso simple hacia la mayor de las hermanas y pidió tres años de prisión; pero según su criterio basado en las declaraciones y los informes de peritos, el testimonio de la menor no quedó certificado porque “lo que se juzga son hechos, no dichos”.

Finalmente la pena impuesta fue de “2 años y 8 meses de prisión en suspenso”.

Asimismo no perderá la libertad. Luego de que se conozcan los fundamentos del fallo deberá cumplir pautas de conducta y sólo quedaría tras las rejas en caso de desobedecerlas. Arias nunca estuvo detenido.

A la hora de la condena tuvo el atenuante de la falta de antecedentes y el agravante de la “multiplicidad de eventos abusivos”.

El dictamen fue unánime y el tribunal integrado por Silvia Aizpeolea, José Luis Flores y Jorge Sabaini Zapata. El abogado representante de Arias fue Cándido Assat.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR