X

El joven que voló por la General Paz a 170 km/h está “estable y lúcido”

Patricio Avila continuará internado pero está fuera de peligro. En la madrugada del viernes protagonizó un cinematográfico accidente con el auto de su padrastro.

El joven salió despedido de la Avenida General Paz cuando su auto rompió el guardarrail, cayó y "voló" directo a la avenida Libertador.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 29/07/2018 11:33
PUBLICIDAD

Todavía nadie puede creer que Patricio Avila, el hombre que protagonizó ayer un tremendo accidente en la General Paz, haya salido vivo del impacto a 170 km/h. A 24 horas del choque, el joven se encuentra “estable hemodinamicante, respira espontáneamente y está lúcido”, según el parte del Hospital General de Agudos “Juan A. Fernández”, al que accedió TN.com.ar.

“Actualmente en seguimiento por especialistas en terapia intensiva, traumatología, cirugía general, neurocirugía y equipo de oftalmología del hospital Santa Lucia”, señaló el escrito que además indica que el joven continuará en cuidados críticos para “control y resolución de lesiones”.

Durante la madrugada del viernes, el joven salió despedido de la Avenida General Paz cuando su auto rompió el guardarrail, cayó y “voló” directo a la avenida Libertador. El vehículo circulaba a más de 170 km/h y afortunadamente no hubo víctimas.

El último mensaje del joven deja dudas sobre el accidente. “Hasta acá llegué, me cansé”, escribió en una historia de Instagram. Ese mensaje, al que accedió este sitio, ya está en manos de la Policía de la Ciudad. El hecho lo investiga el fiscal de Saavedra-Nuñez, José María Campagnoli.

El auto, que pertenece al padrastro de Avila, tiene seis multas -cinco por exceso de velocidad y una por utilizar el celular al volante-. En total, las infracciones suman $14.300.

La primera de ellas fue labrada en Parque Avellaneda, Capital Federal, donde agentes de control advirtieron que el conductor manejaba mientras hablaba por teléfono. El resto de las multas, todas por $1.950, pertenecen a la autopista 25 de Mayo, en donde el conductor nunca respetó el límite de velocidad.

 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR