X

La APDH y la carta de Rodríguez Saá a Massera: Carlotto “dijo lo que el poder político quería”

El actual gobernador le pidió al dictador en 1978 un “castigo ejemplar” contra dirigentes de San Luis por “subversivos”.

La APDH San Luis dio a conocer su “desconcierto” por los dichos de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 30/07/2018 18:07
PUBLICIDAD

La Asamblea Permanente de los Derechos Humanos difundió un comunicado sobre el perdón de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto a Alberto Rodríguez Saá por la carta que le envió en 1978 al entonces integrante de la Junta Militar.

En el documento, la APDH San Luis manifestó su “desconcierto” por los dichos de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, quien participó la semana pasada de actividades organizadas por el Gobierno provincial y el Concejo Deliberante capitalino.

La visita estuvo “teñida de interés espurio del poder político que gobierna desde hace 35 años la provincia”, según consideraron en el documento, e indicaron que “ellos saben muy bien utilizar el prestigio que poseen las abuelas y no les interesa el costo”.

Ante la consulta de los medios, Carlotto respondió que la carta que Rodríguez Saá envió a Emilio Massera pidiendo “un castigo ejemplar” para los dirigentes políticos “subversivos”, es un “mal recuerdo” y forma parte del “pasado”.

“Reconocemos y admiramos los más de cuarenta años de lucha inquebrantable que han llevado Abuelas”, pero plantearon que “hoy las declaraciones de Estela duelen”.

En ese sentido, se cuestionaron hasta qué punto “los oportunistas de la política han penetrado algunos organismos de DDHH”.

En el comunicado, los integrantes de la institución sostuvieron que el “perdón” de Carlotto al gobernador Alberto Rodríguez Saá “no fue desconocimiento, ni error”, y que “dijo lo que el poder político quería que dijera”.

“Sin importarle el daño que producía fundamentalmente a la familia del doctor Julio Everto Suárez, a todas las víctimas y familiares, y a todos aquellos que nos acompañan en nuestra lucha por la búsqueda de verdad y justicia”, agregaron.

Asimismo remarcaron que Carlotto se atribuyó “el derecho de perdonar, olvidándose que venía en representación de la institución Abuelas de Plaza de Mayo”.

Pese a que “el gobernador y los oportunistas del momento se dicen adalides de los DDHH, de la ética y la decencia”, recordaron que durante el gobierno democrático del gobernador Elías Adre, Adolfo y Alberto Rodríguez Saá “comenzaron a fustigarlo acusándolo de desviación ideológica”.

Por ello “con la llegada del Golpe, el 24 de marzo fue preso el gobernador y todo su gabinete”, expresaron.

Igualmente, mencionaron que por lo anterior y la carta de Alberto; los hermanos Rodríguez Saá “fueron verdaderos colaboracionistas del accionar criminal de la Junta Genocida”.

“No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos”, concluyeron desde APDH.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR