X

El doble juego del funcionario de Rodríguez Saá

La salida del poder de Cristina Kirchner y la alianza que tejió con el actual gobernador, provocó el retorno de dirigentes que habían abandonado “asqueados” el rodríguezaísmo hace décadas.

Daniel Sosa, el líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico y Alberto Rodríguez Saá.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 31/07/2018 16:21
PUBLICIDAD

Ese es el caso de Daniel Sosa que a finales de los ´80 rompió con Rodríguez Saá y se convirtió en unos de los más feroces opositores.

En 2017, después de 30 años, volvió a las fuentes encabezando el colectivo kirchnerista puntano que ahora abreva en Terrazas del Portezuelo.

El ascenso de Macri al Gobierno fue definitivamente la excusa perfecta de Sosa para justificar la contención en las filas de los hermanos Rodríguez Saá

Hasta acá una apretada síntesis sobre el conocido derrotero del líder doméstico de Movimiento Evita, que se convirtió en un jerarquizado operador y funcionario del Gobierno provincial.

Desde esa doble condición es el promotor de la cumbre que encabezará Adolfo Rodríguez Saá el 4 de agosto (por estas horas llama a los despachos municipales en nombre del Partido Justicialista para que los intendentes se sumen al encuentro del sábado). En lo personal busca que esa convocatoria sea una plataforma para posicionar sus aspiraciones a la intendencia de San Luis.

Adolfo Rodríguez Saá y Daniel Sosa, juntos.

Lanzado de lleno a esa faena terminó de blanquear que administra un cupo de planes sociales del Gobierno de Mauricio Macri

Hasta ahora era una versión que Sosa disponía de un “bolsón” de planes de “Hacemos Futuro” (ex Argentina Trabaja).

El jefe de Programa Tierras y Arraigo que depende del ministerio de Gobierno, no se exponía en la entrega.

Sin embargo, dos beneficiarios de dos pueblos chicos del interior del departamento Pueyrredón y Pringles, le confirmaron a El Chorrillero que Sosa les prometió y ya cobran la remuneración del programa que depende de la cartera de Carolina Stanley.

Además un intendente de Unidad Justicialista le confirmó a El Chorrillero que Sosa personalmente se ocupó del trámite para que un habitante de su pueblo acceda a un plan social de la Nación.

“El vecino me demostró que Daniel Sosa le consiguió el plan”, dijo el intendente destilando bronca y apuntó a la “doble moral” del funcionario que forma parte del organigrama de Eduardo Mones Ruiz.

Un cúmulo de datos de la realidad evidencian que Sosa “hace política” con programas de Macri y Rodríguez Saá.

Hasta ahora la Nación no consiguió que el Gobierno de San Luis comparta los datos del universo de beneficiarios para no superponer beneficios. A río revuelto, ganancia de pescadores.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR