X

Buscado por la policía, el empresario Carlos Wagner se entregará este jueves

El ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción no estaba en su casa cuando la allanaron. Avisó al juzgado de Bonadio que se “pondrá a derecho”.

Perfil
Wagner y Cristina aplauden, con De Vido en el medio.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 02/08/2018 08:54
PUBLICIDAD

El nombre del empresario Carlos Wagner, accionista de Esuco y ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción, fue uno de los quedó este miércoles como “buscado” en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas. Sucede que cuando la policía fue a detenerlo, el empresario no estaba en su casa, y entonces quedó temporariamente fuera de la lista de arrestos ordenados por el juez Claudio Bonadio, informó Perfil.

Sin embargo, según trascendió a última hora del miércoles, los abogados de Wagner anticiparon que el empresario se presentará este jueves para “ponerse a derecho” y atender la citación a declaración indagatoria. La decisión de Wagner de entregarse evitaría que, como se especulaba ayer, Bonadio dispusiera su pedido de captura nacional e internacional, una circunstancia que agravaría su situación procesal, al considerarlo en actitud de pretender escapar a actuación judicial.

“Se entregará este jueves, incluso puede ser en la madrugada”, dijo una fuente cercana al empresario, que ya se vio involucrado en investigaciones de corrupción, concretamente en las denuncias del Lava Jato brasileño, donde algunos detenidos del vecino país lo citaron como uno de los nexos principales en la Argentina del ministro Julio De Vido con la constructora Odebrecht.

“Todo eso es falso, ni siquiera conozco a Marcio Faria, Hilberto Mascarenhas o el propio Marcelo Odebrecht”, le dijo en su momento Wagner al diario La Nación, en relación a quienes lo habían mencionado en el marco de la megacausa de corrupción en Brasil. Al margen de ese proceso, que lleva adelante el juez Sebastián Casanello, ahora lo esperan Bonadio y el fiscal Carlos Stronelli para preguntarle sobre los cuadernos que atesoraba Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta, detallando un presunto sistema de reparto de dinero de la corrupción durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR