X

“Es un bochorno histórico”, el grito de una vecina porque cambiaron la fecha de fundación de un pueblo

Ocurrió en la puerta del municipio de Juan Jorba y frente al senador Nacional Adolfo Rodríguez Saá; el invitado de lujo que tuvo una fiesta ahogada por la disconformidad de los pobladores.

En pleno acto, vecinas de la localidad cuestionaron a la intendenta por cambiar el día de la fundación.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 02/08/2018 22:00
PUBLICIDAD

La mujer cuestionó a la intendenta por “cambiar” la ordenanza que declaró como día de la fundación el 13 de abril de 1929.

Este miércoles 1º de agosto se desarrolló el acto en la localidad de Juan Jorba. La intendenta Stella Maris Acosta tenía previsto desarrollar una serie de actividades relacionada con aspectos históricos y reconocimientos a ciudadanos destacados.

El senador Adolfo Rodríguez Saá fue de la partida en la jornada, y ese momento lo reflejó en su cuenta de Facebook. Su presencia en ese pueblo fue la excusa para no participar del plenario de comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Constitucionales del Senado de la Nación que debía emitir dictamen del proyecto de aborto legal. Su ausencia generó interrogantes ya que si bien ha opinado que está en contra de la interrupción voluntaria del embarazo, no fue a la reunión. A ello se suma que es casi un hecho que Eugenia Catalfamo no irá a la sesión del 8 de agosto y que el gobernador está a favor de la despenalización.

Marcela Casale era una de las tantas vecinas que participaba de la ceremonia. Vestida con prendas criollas tomó la palabra y no le hizo falta el micrófono. Así sorprendió a las autoridades y fue la voz de otros que piensan lo mismo: “Permítanme manifestarles el dolor de una parte de nuestro pueblo por este acto que consideramos un bochorno histórico”.

La mujer recordó que un decreto del año 2001 estableció como fecha de fundación el 13 de abril de 1929, incluso aseguró contar con todos los documentos históricos que respaldan la teoría, datos que le ofreció a la intendenta el año pasado en presencia del vicegobernador.

Así informó ante el pueblo que en esa fecha (estipulada por la ordenanza del 2001) se produjo el primer encuentro social frente a la estación ferroviaria, que consistió en un remate público en el que se vendieron los primeros lotes donde se fueron instalando los pobladores.

“Juan Jorba tiene su historia, su gente, sus anécdotas y tiene su día a través de la ordenanza (…) ¿Cómo puede ser que ahora se cambie? Estamos a la deriva de que venga otro intendente y vuelva a hacer lo mismo”, cuestionó.

Acosta entendió que la situación había alterado los planes y por eso tomó el micrófono: “Disculpe, por favor Marcela, le pido que se sume. No es el momento, la invito a compartir la historia, no queremos pasar por esta situación”.

Sin embargo Casale siguió pronunciando su postura: “Es momento de expresarnos en libertad”.

La jefa comunal le indicó que la dejaba expresarse pero había un “protocolo que respetar” y la situación significaba una falta de respeto para los vecinos.

“La historia se comparte, no se pelea, discúlpenme si les he faltado el respeto en algún momento”, expresó Acosta dirigiéndose a los presentes.

Posteriormente otra vecina se sumó al reclamo y le advirtió a los gritos: “Es inconstitucional”.

Acosta le contestó especificando que posee la resolución y el proyecto de ordenanza está en Asuntos Municipales. Y además apuntó que la protesta era una falta de respeto para el pueblo; pero la mujer le retrucó: “Somos parte de él”.

“Si, claro que sí, son de la zona rural y les agradezco”, dijo la intendenta.

Después comenzaron los cánticos: “Que la cambien”. La funcionaria intentó calmar los ánimos remarcando que estaba presente Adolfo Rodríguez Saá y que lo mejor era mantener la cordura, aceptar y escuchar.

Por último aclaró que ella no desmerece el pasado e invitó a Casale a aportar la documentación que creyera pertinente. “Es momento de conciliar, de escuchar, queremos hacer algo lindo”, concluyó. Después de eso, la fiesta tuvo un sabor amargo.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR