X

Evangélicos y católicos protagonizaron una multitudinaria movilización contra el aborto legal

Se estima que unas 650.000 personas coparon la avenida 9 de Julio en Capital Federal para rechazar el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.

"Marcha celeste" en el Obelisco a días de la votación.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/08/2018 22:18
PUBLICIDAD

Durante la movilización se dio a conocer un documento en el que se señaló que la práctica “nunca es una solución” y pronunció una fuerte autocrítica: “No siempre pudimos contener a las mujeres que atraviesa esta situación”.

Miles de personas de todos el país llegaron este sábado al Obelisco para participar de la Concentración Nacional “Salvemos las dos vidas” convocada por la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera), entidad que emitió un comunicado en el que cuestionó con dureza el proyecto que busca legalizar el aborto.

A la convocatoria se sumaron miles de católicos.

El texto aseguró que los convoca “una penosa y grave situación” en referencia al intento de aprobar una ley de interrupción voluntaria del embarazo.

“Estamos aquí porque nos oponemos firmemente a la aprobación de esta ley, ya que defendemos las dos vidas: la de la madre y la del niño/a por nacer”.

El documento manifestó que “muchas mujeres viven el drama de sentirse impulsadas a tener que abortar”, y detalló que muchas de estas lo hacen bajo situaciones de “opresión, marginalidad, abuso y presiones de una sociedad machista”.

Sin embargo, pese a las críticas, la Iglesia Evangélica reconoce que no siempre pudo contener a las mujeres que atraviesan esta situación. “No siempre hemos estado listos para ayudar, muchas veces nuestros prejuicios nos han alejado del dolor humano”.

Allí, el texto fue contundente: “El aborto nunca es una solución, legal o no, deja huellas profundas en quien aborta”.

Más sobre:

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR