X

Sin tocar las retenciones, el Gobierno analiza subir los impuestos al campo

Estudian quitar el IVA diferencial de insumos, eliminar reintegros a la exportación y que las provincias revalúen las tierras.

El Presidente, días atrás, en la Exposición Rural, junto al ministro Etchevehere y el titular de la SRA, Pellegrina.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 07/08/2018 13:30
PUBLICIDAD

El Gobierno se encuentra ultimando los detalles del proyecto de Presupuesto 2019, tratando de llegar a un consenso básico con los gobernadores, pero a la vez analiza algunas medidas que apuntalen la recaudación impositiva del próximo año y de esa manera aliviar el ajuste fiscal para poder cumplir con las metas comprometidas ante el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Si bien la decisión oficial es mantener el esquema de baja de retenciones al campo, dado que será un motor central de la recuperación de la economía el año que viene según los cálculos oficiales, en el Palacio de Hacienda hacen números con otros impuestos que atañen al complejo agroexportador.

Según pudo averiguar Perfil en conversaciones con funcionarios del Gobierno y del equipo económico, las medidas que se encuentran bajo análisis se basan en los siguientes aspectos:

◆ IVA diferenciado. La idea que se está analizando es aplicar un IVA diferencial más elevado a la cadena de valor de la producción agropecuaria. Por ejemplo, hoy los agroquímicos pagan un 10,5% y podrían llevarlo a 21%, como paga el grueso de la economía.

◆ Reintegros. Actualmente el sistema de reintegros a la exportación se sitúa en el 8%, y la evaluación es la posibilidad de reducirlos en aproximadamente tres puntos, en el marco de un incremento general de la rentabilidad por la devaluación.

◆ Retenciones. Si bien en el Gobierno se ha ratificado que el esquema sigue tal cual está, el tema principal es que la continuidad sería por este año pero en 2019 podría restringirse,  no eliminarse, esa disminución paulatina en las retenciones a la soja y subproductos.

◆ Revalúo de tierras. Se está conversando con las provincias a fin de acelerar el revalúo de las propiedades rurales, tal como lo hizo este año la provincia de Buenos Aires.

Con estas decisiones que se están analizando dentro del seno del equipo económico y con funcionarios provinciales, el Gobierno busca asegurar el cumplimiento de las metas fiscales por el lado del recorte de gastos y de apuntalar la recaudación tributaria, teniendo en cuenta además el año electoral.

En Casa de Gobierno admiten que los números que implican esos objetivos son un verdadero desafío para el país.
La Argentina deberá hacer frente a un déficit financiero de unos 8.500 millones de dólares, en tanto que el rojo fiscal implica que debe asumir el proximo año es una cifra entre 7.500 y 8.000 millones de dólares.

“El objetivo de implementar estas medidas o parte de ellas tiene que ver con la idea de cumplir con la baja del déficit fiscal pero no recargando todo el peso sobre el gasto, sino apuntalando un poco más los ingresos tributarios”, afirmó uno de los asesores del gabinete económico.

Esos aproximadamente 8 mil millones de dólares representan unos $225 mil millones, sobre la base de la proyección de déficit para el próximo año, que baja al 1,3% contra el 2,5% de 2018.

De esa cifra global, en el Gobierno admiten que se busca apuntalar la recaudación entre unos 35 mil y unos 50 mil millones de pesos adicionales para el próximo año, lo que significaría un recorte del gasto público más atenuado pensando precisamente en las elecciones presidenciales de octubre de 2019 y las dificultades que se presentan en la Argentina para hacer semejante nivel de reducción en año electoral.

Por lo pronto, atenuar el ritmo de baja gradual de las retenciones más la reducción de los reintegros implicaría una mejora para los ingresos de aproximadamente 25 mil a 30 mil millones de pesos al año, que haría más factible lograr la meta de déficit fiscal.

Semana decisiva para el dólar

Esta semana la pax cambiaria tendrá un desafío: las licitaciones públicas que hace el Gobierno para vender dólares bajarán a US$ 50 millones diarios, la mitad de cuando arrancó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que permitió, junto a un corset de medidas de política-económica, contener la divisa en los $28 en los que se mantuvo el último mes.

De esos 100 millones ya los había reducido la semana pasada a 75, y desde mañana empezará a vender de a 50 millones, ante la menor demanda que está percibiendo de parte del mercado.

“Ello llevará a un aumento progresivo del tipo de cambio”, dijo ayer el economista Orlando Ferreres, que pronosticó además que la divisa llegue a estar por encima de los $30 a fin de año, acompañando la inflación.

En simultáneo, ayer el presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, anticipó que las tasas de interés van a empezar a bajar. “Hubo una necesidad de tener una tasa muy alta y creo que estamos ya en el final de ese proceso”, aseguró el economista de extracción radical.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR