X

Ecogas envió miles de facturas “infladas” y no explica qué pasó

Miles de usuarios de la ciudad de San Luis y del Valle del Conlara fueron afectados por las “mediciones estimadas” de la compañía de la familia Tomasevich.

En La Toma los vecinos se unieron en el reclamo y buscaron respuestas.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 06/08/2018 11:58
PUBLICIDAD

La llegada de la última factura del servicio provocó la indignación de clientes por los altos valores que se entendió que eran la consecuencia de un nuevo aumento.

Pero esta vez no fue un incremento autorizado por el Gobierno nacional.

¿Qué pasó? Hasta ahora Ecogas no informó cuál fue la razón de una situación por lo menos extraña. Después de un masivo reclamo emitió un comunicado en el que se limitó a advertir que los consumidores tenían la opción, en caso de haber recibido una boleta con lectura estimada, de no pagarla y solicitar su reemplazo por una factura con el consumo real.

“Accedimos a un comunicado donde nos pedían que mandáramos la lectura del medidor para que se hiciera un control, para eso tenemos que escribir un mail”, contó una vecina de la ciudad que fue consultada por elchorrillero.com. Recibió una facturación de $4600, cuando la anterior había sido de $800. “Es una fortuna”, consideró.

Efectivamente Ecogas colgó días atrás en su página web un formulario online para que los usuarios puedan “informar la lectura del medidor” en el caso de “haber recibido una factura con lectura estimada”. Lo que deben hacer, además de cargar los datos de identificación como clientes, es adjuntar una imagen del medidor.

Esa es la única información oficial que se puede conocer inclusive de manera periodística. Las facturas “infladas” aparecen en un momento sensible de crisis y de aumentos en los servicios en el país, por eso el tema ha sumado incertidumbre, enojos e interrogantes. Pero no es posible saber que ocurrió.

Ecogas que tiene como accionista a la familia del ministro de Obras Públicas de Alberto Rodríguez Saá, Felipe Tomasevich, no da respuestas a los medios periodísticos en sus oficinas de San Luis ya que deriva las consultas a Mendoza.

La oficina de Ecogas en San Luis no atiende los requerimientos de la prensa.

La ciudad de San Luis, La Toma, Merlo, Naschel, Tilisarao y Merlo, fueron las ciudades en las que más reclamos hubo.

“En algunos casos reconocieron que se hicieron mediciones estimadas y en otros no, dicen que es la medición real; pero los usuarios se están guiando por lo que dice la facturación”, explicó a este medio el concejal de Avanzar y Cambiemos por San Luis en Tilisarao, Gonzalo Pérez.

Desde que comenzaron a llegar las facturas, según explicó el legislador, “se iniciaron los reclamos” bajo la certeza de que la empresa “está fuera” de lo que establece la ley 24290: “En el artículo 19 se dice que ninguna empresa que provea algún servicio puede realizar mediciones estimadas sino que deben ser reales y de acuerdo a lo que dice el medidor”.

En Tilisarao, de acuerdo a la información recopilada por el concejal, por lo menos 1500 personas recibieron sus facturas con montos estimativos, y muy excesivos. “Hubo usuarios que pagaron hasta $13 mil, en medio de la desesperación para que no les corten el gas. Por eso ahora estamos reclamando que se le haga el reintegro en facturas próximas”, indicó Pérez.

“El reclamo fue grande, e incluyó a todo el Valle. Por eso nos ocupamos del tema al día siguiente que comenzaron a llegar las boletas, y así ayudar a los vecinos”, añadió.

También, por el contacto con los vecinos supo que a aquellos usuarios que sí se pudieron comunicar con los números de atención al cliente les dijeron que “no pagaran y que les iban a emitir una nueva facturación”.

El mismo caos y desconcierto se vivió en La Toma. Ahí los vecinos se unieron en el reclamo, y en Mediadores en Red denunciaron todos los casos. Al periodista Daniel Rodríguez le contaron que aproximadamente “mil vecinos” están buscando respuestas.

Así, los usuarios reunieron las últimas facturas y las compararon con las anteriores para tener la dimensión de un costo inexplicable. De $1800 a $6700 y de $1900 a $7400, fueron solo los dos primeros casos que se expusieron, y remarcaron que todos se sorprendieron en julio con que tenían que pagar entre $5 mil y $6 mil más que la última vez.

“No solo en nuestro pueblo, también en Naschel y Tilisaro ocurrió lo mismo, las tarifas son muy abultadas; la gente es jubilada y no puede pagar eso”, resaltó Daniel, uno de los vecinos que reunió mil copas de boletas.

Para muchos los montos “representan un sueldo”.

Recriminaron que en todas las facturas la “lectura es estimada” en el consumo, y resaltaron que “nunca se realizaron mediciones” en el pueblo. En ese sentido expresaron que “se cobre lo justo, lo que verdaderamente” se está consumiendo.

Con todas las boletas en la mano, los vecinos llegaron a las oficinas de Ecogas en la ciudad de San Luis y obtuvieron después de varios días una palabra oficial: “Que no las paguen, que se queden tranquilos porque el gas no se los van a cortar”.

A unos de los vecinos, un directivo le explicó que debían enviar por internet una foto del medidor, y así podrían analizar el consumo real. Pero los motivos de la alteración no se conocen.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR