X

Caso Pérez Volpin: confirmaron el procesamiento de dos médicos

Es para el endoscopista Diego Ariel Bialolenkier y la anestesista Nélida Inés Puente. De esta manera, se abre la puerta para que la instrucción del caso pueda elevarse a juicio oral.

Pérez Volpin murió el 6 de febrero pasado tras sufrir un paro cardiorrespiratorio cuando le practicaban una endoscopía en el Sanatorio de la Trinidad de Capital Federal.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 09/08/2018 16:01
PUBLICIDAD

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccinal porteña confirmó los procesamientos por “homicidio culposo” del endoscopista Diego Ariel Bialolenkier y la anestesista Nélida Inés Puente, en la causa en la que se investiga la muerte de la periodista y legisladora de la Ciudad Débora Pérez Volpin.

La resolución que se conoció este jueves y respondió la apelación al fallo en primera instancia que había hecho la defensa de los profesionales, abre la puerta para que la instrucción del caso pueda elevarse a juicio oral. Para Diego Pirotta, abogado de la familia de Pérez Volpin, se trata de “un paso más”.

“Hemos dado un paso más; ahora buscaremos tener un juicio oral pronto y que la Justicia concluya su trabajo”, sostuvo en declaraciones a TN el letrado en relación a los médicos que participaron de práctica de endoscopía que provocó la muerte de la periodista de esa emisora, a quienes además el juez Carlos Bruniard embargó por 1.700.000 pesos.

Pérez Volpin murió el 6 de febrero pasado tras sufrir un paro cardiorrespiratorio cuando le practicaban una endoscopía en el Sanatorio de la Trinidad de Capital Federal.

Según el juez que falló en primera instancia, el endoscopista no pudo explicar la muerte de una paciente que “no presentaba patologías preexistentes de causas inflamatorias, infecciosas, vasculares o neoplásticas idóneas para producir o contribuir a su muerte tuviera un desmejoramiento que terminó con su vida”.

En tanto, consideró que la anestesista “advirtió tardíamente el cuadro que presentaba Pérez Volpin y dicha demora y su posterior desempeño contribuyó al desenlace final”.

“La médica, confiada en que se trataba de un estudio de rutina en el cual estadísticamente no se registran complicaciones, desatendió los signos vitales de su paciente recostándose en el equipo que la monitoreaba”, sostuvo Bruniard.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR