X

Qué hay entre el Gobierno y la Universidad Tres de Febrero detrás del plan “ULP virtual”

La gestión de Alberto Rodríguez Saá eligió para ejecutar un plan de educación a distancia a una institución que durante el gobierno kirchnerista canalizó cientos de millones de pesos. Se cruzan fondos públicos y la política. Solo tres carreras podrían demandar un desembolso inicial de $100 millones al año al Estado sanluiseño.

La asunción de los senadores el 29 de noviembre de 2017. Alberto R. Saá llama a Cristina Kirchner para abrazarla y mostrar que quedó atrás el tiempo en que fueron enemigos políticos.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 12/08/2018 12:29
PUBLICIDAD

El Gobierno celebra “el éxito” que tuvo la convocatoria y avanza a toda marcha en la implementación de un sistema que se convirtió en uno de los programas “estrella”.

A un año y medio de la finalización de su mandato como gobernador, responsabilidad que comparte con su rol de virtual precandidato a la presidencia de la Nación, se lanzó a competir con universidades públicas y privadas que se han consolidado en la vida educativa y social de la provincia. Hace años que tienen en su grilla carreras que ahora se superponen con “ULP Virtual”.

La aliada foránea de Rodríguez Saá integró el club de universidades kirchneristas. La Universidad  Tres de Febrero (Untref) sabe tratar con los gobiernos y cuenta con un engranaje contable y legal aceitado para ser depositaria de fondos oficiales a partir de la experiencia que sumó en los últimos 12 años.

Fue creada en el interregno menemista con el mismo nombre del partido bonaerense donde está radicada. Desde un principio estuvo vinculada al peronismo por la influencia del ex intendente, Hugo Curto, un barón del Conurbano que gobernó el distrito en forma interrumpida durante seis períodos, de 1991 a 2015.

Su rector es el empresario peronista K, Aníbal Jozami considerado uno de los diez coleccionistas de arte más importante de Iberoamérica. El sociólogo posee más de un millar de obras en su acervo personal que la integran cuadros, esculturas, fotografías y videoarte.

La Untref fue una privilegiada gestora del Plan Enamorar concebido, por el ahora detenido ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, para “la difusión y práctica de valores positivos centrados en el amor”. Dispuso de $336 millones en 2015 en ese plan y otros $214 millones por el “Igualdad Cultural” para pagar compromisos y eventos el Centro Cultural Néstor Kirchner.

Ahora en San Luis la ULP bombardea con la posibilidad de estudiar gratis desde cualquier punto de la provincia y que son 20.236 los inscriptos para cursar alguna de las 49 carreras a distancia. Datos extraoficiales dan cuenta que los aspirantes superan los 23 mil.

Sin embargo, alrededor surgen preguntas que por ahora flotan en el aire, no menos importantes como por ejemplo cómo pretende el Estado llevar adelante la propuesta educativa y qué gasto demandará.

Este medio hizo reiterados intentos para entrevistar a la conducción de la ULP (Bañuelos y Néstor Arellano, que apagó el teléfono a la hora pactada para hacer la nota) y al rector y vicerrector de la Untref.

Preguntas sin respuestas

El Gobierno puntano entró al “mercado” universitario.

Veamos algunos ejemplos:

Por ejemplo, contador público es una carrera que se dicta en la Universidad Católica de Cuyo; pero también de manera gratuita en la UNSL.

Martillero y la licenciatura en administración están en la UNSL. También la licenciatura en historia que estudia como licenciatura en enseñanza de historia y en el Instituto de Formación Docente Continúa (como profesorado de historia).

Ocurre lo mismo con la licenciatura en filosofía.

Los cuestionarios para los funcionarios incluían consultas cómo:

¿Cuáles son las universidades con las que se firmarán convenios?

¿Por cuánto tiempo se extenderán los convenios?

¿Por qué se abrieron las inscripciones antes de suscribirlos?

¿Quién otorgará los títulos de las carreras?

Por qué se solicita tramitar la CIPE?, y Por qué los estudiantes deben tener dos años de residencia en San Luis, dado que ese no es un requisito que otras instituciones solicitan al interesado.

¿Qué inversión significa para el Estado esta propuesta?

¿La Untref cobra por alumno?

¿Cuánto personal se afectará para llevar adelante el plan y de qué infraestructura dispondrá?

¿ Por qué se buscó a la Untref?

Desde la Universidad Tres de Febrero se informó que el martes 7, era el día de firma de convenios. Fue la única respuesta extraoficial que logró El Chorrillero tras una serie de llamados.

“El tsunami llegó a San Luis, lo trajimos a la ULP”

“Estaba convencida de que iba a ser muy exitoso, pero esta cantidad para tan pocas horas no la esperaba. Creo que el hecho de haber puesto el énfasis en que las carreras sean virtuales es lo que marca la diferencia. El tsunami llegó a San Luis, lo trajimos a la ULP”, celebró Bañuelos el primer día que se habilitó la plataforma.

Desde que la idea fue anunciada hay inquietudes que los funcionarios no explican, ni responden cuando son indagados. Y tiene que ver con la puesta en funcionamiento del proyecto educativo que agrupa la oferta que incluye licenciaturas y títulos de grado, tecnicaturas, posgrados, cursos y diplomaturas.

“El tsunami llegó a San Luis, lo trajimos a la ULP”. Bañuelos en su regreso se ocupa de instrumentar el plan a distancia. (Foto ANSL)

En las sucesivas publicaciones de la ANSL se difundió información como que el 70% de las inscripciones corresponden a mujeres y que alrededor del 37% tiene entre 20 y 29 años, aunque un 24,5% de los preinscriptos tiene más de 40. En síntesis datos estadísticos que sumaron a la promoción.

De esta manera, la gestión de Alberto Rodríguez Saá incursiona en la educación universitaria de la mano de Bañuelos.

El gobernador creó la ULP pero nunca inició los trámites para lograr el reconocimiento del ministerio de Educación de la Nación, y por eso los títulos que ofrece tienen un alcance limitado.

Nunca quiso la aprobación de la Coneau y se opuso a las gestiones que se iniciaron en esa dirección en su momento.

Buscó a la Universidad Nacional Tres de Febrero para avanzar con el plan “Virtual ULP”, pero no explicaron los fundamentos que respaldaron la decisión. Al menos por los medios oficiales hasta ahora no se comunicaron.

La casa de estudios bonaerense fue un ducto por el que circularon cientos de millones de pesos del Estado federal en los últimos doce años.

Presta servicios que van más allá de los que normalmente se especializan y se interesan las casas de estudio. Firmó por ejemplo convenios de “cooperación y asistencia en la programación” con el ahora desaparecido ministerio de Planificación Federal a través de los cuales recibió dinero para dedicarse al “diseño y colocación de carteles y comunicación gráfica en la vía pública y ploteos para vehículos”.

Esa es la universidad contratada para que miles de sanluiseños inicien los estudios el 21 de agosto, cuatro días antes del acto que tiene programado Rodríguez Saá con la consigna #2019 bajo el paraguas de Unidad Ciudadana.

El actual gobernador puntano arrancó temprano el tercer periplo electoral nacional. “Soy el único que tiene los fondos necesarios para bancar una campaña”, es el comentario que le adjudicó en una de sus últimas ediciones la revista Noticias.

Lo concreto y lo desconocido

Del presupuesto que la Provincia asignará para que la universidad que administra desarrolle la propuesta educativa, nada se sabe. Es un secreto de estado.

Por la información publicada en su página web (http://www.untrefvirtual.edu.ar/), la Untref Virtual ofrece cursos, diplomaturas, tecnicaturas, licenciaturas y tecnicaturas, y posgrados. Se presenta en una modalidad que la ULP imita en el formato.

En el portal están publicados todos los detalles; los requisitos y también cómo se hace el pago de los aranceles, los cuales corresponden al uso de la plataforma, el acceso al material de la asignatura, la bibliografía completa y el pago a las sedes distantes.

El Gobierno dejó salir a la luz un solo dato clave. La ministra y rectora Bañuelos en declaraciones que reprodujo El Diario de la República el martes 7 de agosto, reveló que “la Provincia paga por cada alumno”.

Esa información es el punto de partida para proyectar cuánto estaría en juego en principio.

De acuerdo a lo publicado por la Untref en su sitio, se puede saber que para la mayoría de los estudios, el costo de la matrícula anual es de $1900. El arancel incluye también otras 9 cuotas a lo largo del año de $1900.

En muchas se suma un curso introductorio que en el caso de contador público cuesta $2200 y se puede pagar en tres cuotas.

Para la licenciatura en administración y licenciatura en gestión educativa los gastos son los mismos, salvo que en esta última no está contemplado ningún curso de introducción.

Esas tres son las carreras que más preinscriptos alcanzaron. En total son 20.236 personas, “de las cuales 14.054 son mujeres y 6182 varones”.

Según se difundió a través de la ANSL, la más solicitada es contador público (2367 preinscriptos); la segunda es la licenciatura en administración (2069) y tercera la licenciatura en gestión educativa (1389).

Si se tienen en cuenta los costos de la Untref, se puede deducir que estimativamente por alumno el Estado de San Luis pagaría $21.200 al año; y si eso se multiplica por ejemplo con los 2367 que son los postulantes en la carrera de contador, se están destinando a una carrera $50.180.400 al año.

Para el caso de la licenciatura en administración, el gasto por los 2069 alumnos que son los anotados hasta ahora el gasto ascendería a $43.862.800; y para gestión educativa el costo significaría $26.391.000.

Sumados los totales, en las tres carreras el Estado debería desembolsar $96.682.300, en la primera etapa del cursado.

Para esta nota, se tomaron en cuenta solo esas carreras para hacer una proyección porque oficialmente la ULP  precisó la cantidad de aspirantes que tiene cada una. Son 5825.

El costo se multiplica varias veces si se considera que la matrícula inicial supera las 20 mil personas.

Otros valores a los cuales se tuvo acceso son: una tecnicatura implica $1900 de inscripción y 9 cuotas de $1900 al año. En el caso de un posgrado la matrícula se ubica en los $2300 a lo que hay que sumar 14 cuotas de $2300.

Una universidad K

La Untref está relacionada con “prácticas de dudosa transparencia” originadas durante la gestión de Cristina Kirchner.

Los hechos muestran que tuvo absoluta predisposición para llevar adelante programas de diversa naturaleza.

Con el cambio de la gestión a nivel nacional, se detectó que múltiples actividades que se desarrollaban en el Centro Cultural Kirchner se pagaban a través de universidades. Entre ellas apareció la Untref.

Un antecedente. La casa de estudios suscribió un convenio de 22 cláusulas el 30 de diciembre de 2014. Tuvo como objetivo desarrollar el programa Igualdad Cultural “para la gestión de proyectos de fomento cultural diverso, inclusivo y federal”.

“El dinero convenido por la universidad en ocasión de las prestaciones convenidas” superó los $214 millones. Esa fue la suma que le transfirió el Gobierno nacional.

Además, el año pasado quedó involucrada en una investigación de AFIP por un fraude millonario, en la que apareció como usuaria de facturas truchas.

La autarquía habría sido utilizada por varias universidades alineadas con el kirchnerismo como salvoconducto para evadir rendiciones de cuentas. Está la convicción de que en muchos casos hubo triangulación de fondos y actuaron como cajas negras de la política.

A esta altura sobrevuela un interrogante que gana entidad:

¿Qué vinculación tiene este plan con la alianza entre Rodríguez Saá y Cristina Kirchner y la próxima campaña electoral presidencial?

 

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR