X

Intervienen el pueblo del Intendente que tenía $3 millones en el techo de su supermercado

La Cámara de Diputados de Chaco resolvió desplazar al funcionario de villa Río Bermejito. Designarán un interventor por 90 días.

TN
El intendente Lorenzo Heffner se había tomado licencia "abrumado por las denuncias".
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 16/08/2018 09:30
PUBLICIDAD

Millones, autos y una vida fastuosa, en un pueblo pobre. La noticia estalló y provocó la inmediata indignación en la provincia del Chaco y en todo el país. El intendente de villa Río Bermejito, en Chaco, Lorenzo Heffner, tenía 3.183.000 escondidos: la mitad en la caja fuerte de su casa; la otra parte, en el techo de su supermercado. A eso se sumó que la Justicia les secuestro al jefe comunal y a su exsecretario José Hipperdinger 32 vehículos de alta gama: una BMW Z4 descapotable, varias pick ups y hasta una moto de agua, informó TN.

Tras el escándalo por desvío de fondos públicos y enriquecimiento ilícito, la Cámara de Diputados del Chaco resolvió intervenir el municipio y designar un representante del gobierno provincial durante 90 días. El interventor gozará de las mismas funciones que tiene un intendente y, una vez vencido el plazo, deberá llamar a elecciones.

Ante las denuncias, Heffner se había tomado licencia “abrumado por las denuncias” y, en su lugar, asumió Rosana Hipperdinger, la mujer de José, un maestro rural convertido en millonario, que se paseó por uno de los pueblos más pobres de esa provincia abordo de un BMW descapotable. Tanto Heffner como Hipperdinger están siendo investigados por desvío de fondos públicos.

En 2006, el Ministerio de Planificación Federal, a cargo del ahora detenido Julio De Vido, bajaba recursos al Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda de Chaco (IPDUV), que a su vez los repartía entre cooperativas municipales, para construir 2.400 casas para personas aborígenes. Solo hicieron 230 en todo Chaco. Menos del 10 %. Lo mismo pasó en Villa Río Bermejito.

La primera medida de Rosana como intendenta interina fue nombrar como secretario a su marido José. Un círculo vicioso que ni los habitantes de villa Río Bermejito ni la Justicia local soportaron. Hoy la Cámara de Diputados puso un punto a una trama de presunta corrupción que postergó casas y sueños para muchos por autos de lujo y millones para unos pocos.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR