X

Tiroteo a la salida de un boliche en Villa Mercedes: los jóvenes heridos siguen internados

Ambos fueron baleados por un chico de 16 años. Un policía de franco lo redujo y así evitó lo que pudo haber sido una tragedia. El caso desnudó la falta de controles que existen por parte de los organismos oficiales.

Todo se vivió en el predio donde están ubicados los boliches Mandingo y Quinto Evolution, que serían propiedad de los mismos empresarios.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 22/08/2018 00:27
PUBLICIDAD

Desde el área de prensa del Policlínico Regional de Villa Mercedes confirmaron que “los dos heridos a la salida de un boliche se encuentran estables”.

Además detallaron que “uno tiene un disparo en la muñeca y el otro en la rodilla”, y que se encuentran en “buen estado general”.

El caos que se vivió este lunes en Villa Mercedes volvió a encender las alarmas sobre la falta de controles y se puntualizaron interrogantes que las autoridades están tardando en responder. Uno tiene que ver con la posibilidad sin restricción que tienen los menores para ingresar a boliches bailables.

En las primeras horas del lunes un joven de 16 años empezó a los tiros cuando todos salían de un boliche, en la madrugada del feriado. Dos balas impactaron contra dos personas que tuvieron que ser hospitalizadas.

Un policía que estaba de franco logró reducir al agresor y puso fin a lo podría haber sido una tragedia.

Todo se vivió en el predio donde están ubicados los boliches Mandingo y Quinto Evolution, que serían propiedad de los mismos empresarios.

Como la información no pudo ser confirmada oficialmente, no se sabe exactamente en qué local estuvieron los chicos antes del incidente.

En medio del tumulto, un Renault 12 que a parecer intentaba escapar del lugar embistió a dos personas que resultaron con heridas y también recibieron asistencia médica.

La Policía secuestró un arma calibre 38 y el menor que la ejecutó quedó a disposición de la Comisaría del Menor. Ese mismo día a la tarde fue restituido a sus padres.

Esta no es el primer caso de violencia que ocurre a la salida de los locales bailables, y según pudo confirmar este medio, no es raro que los menores concurran a los boliches y consuman alcohol sin ningún tipo de control.

Extraoficialmente se conoció que uno de los heridos tiene 18 años y que radicaría una denuncia.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR