X

Productores perderán hasta el 90% de sus tierras por las expropiaciones para rutas

El Gobierno de Alberto Rodríguez Saá avanzará sobre las propiedades para hacer realidad los caminos que bordearán los ríos Quinto y Conlara. Hasta el momento no notificaron a los propietarios.

Productores preocupados por las expropiaciones para la construcción de rutas.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 27/08/2018 00:38
PUBLICIDAD

Los productores rurales que cuentan con campos en la zona, esperan con preocupación la disposición de una serie de expropiaciones, que en muchos casos afecta un porcentaje considerable de sus bienes inmuebles.

La medida se relaciona a un anuncio que formuló el gobernador hace varios días, donde informó que desplegaría una obra que consiste en la construcción de rutas a la vera de los ríos Quinto y Conlara, con el fin de “incentivar la actividad turística”.

En una primera etapa se trabajará sobre el Río Quinto y se ejecutará un trazado de 90 kilómetros que va desde Las Barranquitas y se extiende hasta Villa Mercedes. Según informó la Agencia de Noticias estatal, el jefe de Estado provincial consideró “que será la apertura de miles de hectáreas para la inversión turística, el asentamiento de nuevas poblaciones y el movimiento constante de economía”.

Sin embargo hasta la publicación de esta nota los afectados no recibieron ninguna comunicación oficial, sino que se enteraron por un edicto.

Uno de los damnificados, Ramiro Amieva García, se manifestó en las redes sociales indicando que a partir de la disposición, el Gobierno se quedaría con “alrededor del 90%” de la propiedad: “Nos sentimos indignados, nos están quitando el sueño de toda una vida”.

Este medio se comunicó con el propietario. Según graficó, se enteró de la medida por la lectura de un edicto publicado el 15 de agosto: “Con mi familia pensábamos que iba a pasar esto, pero nunca nos imaginamos que fuera así, tenemos 63 hectáreas y nos quieren sacar 55”.

En ese sentido especificó que los fundamentos indican que los terrenos serán expropiados “para el uso óptimo, responsable y racional de los recursos naturales (…) a partir de la línea de la ribera hasta los 200 metros desde esa referencia”.

“No entendemos que harán, ¿una reserva? Así como yo, hay por lo menos en la zona del Río Quinto más de 20 familias y empresas”, aseguró.

Los lugareños no están en contra de la construcción de la ruta, pero no les parece “lógico” que dispongan de una expropiación de tal magnitud. Para comprender las dimensiones, Amieva García explicó que hay un campo de cerca de 1200 hectáreas al que le quieren extraer 700; “hay varios” casos con este tipo de referencias.

“En nuestra situación particular, el campo era un sueño. Lo adquirimos con mi familia gracias a mi papá, quien falleció apenas lo compró; vendimos la propiedad donde vivíamos antes para lograr tener este pedacito de tierra, yo siento que me frustran los sueños de toda la vida, no es la plata”, expresó.

Por ahora al no tener explicaciones, recurrirá a la intendencia de Fraga (zona donde posee el campo) para ver si tienen alguna información al respecto. Lo cierto es que lo “sorpresivo” genera en cierta manera “miedo”.

“Si no leíamos el edicto ¿nos enteraríamos cuando llegaran las topadoras? Estoy de acuerdo con la ruta, pero queremos que nos expliquen porqué en estas condiciones, ojalá nos den una explicación y ver si se puede llegar a otro arreglo”, sostuvo.

En concreto, el Gobierno no informó oficialmente a los dueños y tampoco brindó las razones por las que precisa la cantidad de terrenos que expropiará. Los afectados esperan con “ansiedad y preocupación” las novedades de la medida.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR