X

Por salidas transitorias, internos alarman con huelgas de hambre en el Servicio Penitenciario

Un preso puso a la luz una serie de irregularidades. “Mucha gente sin permiso para salir y otros que ya deberían estar en libertad”, serían en parte los inconvenientes.

Denunciaron "muchos problemas" en el Servicio Penitenciario Provincial.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 28/08/2018 11:56
PUBLICIDAD

Víctor Agüero tiene 44 años y hace un año y medio que tiene autorizadas las salidas; pero denunció que no todos gozan de ese beneficio y que “nadie se las gestiona”.  A él le faltan tres meses y medio para cumplir la condena por robar una vaca.

En declaraciones al programa Otra Dimensión que conduce Eliana Altamirano por Radio Dimensión, el interno contó que “hay un montón de problemas” en el Servicio Penitenciario San Luis. “Hay gente que no tiene permiso de ninguna clase, hay otros de 70 años que ya deberían estar libres y siguen esperando, y personas ciegas a las que tenemos que servir porque ellos no pueden hacer sus propias cosas. El Juzgado no está haciendo nada, no les está dando nada”, puntualizó Agüero esta mañana.

Una de las inquietudes del preso es que los internos podrían alzarse “en huelga de hambre” por estos inconvenientes o generar disturbios que puedan perjudicar a los que como a él les queda poco para irse. “Para mi ver las autoridades quieren que se quemen colchones, están buscando una reacción de los presos”, añadió.

El hombre contó que hace un año y medio viene pidiendo “la extensión de hora” pero “la jueza de sentencia no tiene tiempo para resolver”.

Explicó que el tiempo que sale trabaja en un comercio, pero solo mediodía; y debido a ello es que había solicitado unas horas más: “Pero los papeles se vencieron, y no me dieron nada”. Además realiza muebles, y con lo que gana, “$5 o $6 mil por mes” mantiene a su familia.

Tiene 3 hijos y la intención “de hacer las cosas bien de ahora en adelante”. Por eso remarcó que tiene “buena conducta”.

Esta no es la primera vez que desde la cárcel se denuncian anomalías.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR