X

Buscan normalizar el funcionamiento de la UNSL para pagar los sueldos

Las autoridades enviaron un informe a los alumnos autoconvocados detallándoles las dificultades que ocasiona la toma del rectorado. Unos tres mil empleados aguardan para percibir los haberes.

Las autoridades esperan que prospere un acuerdo.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 31/08/2018 14:28
PUBLICIDAD

El rector de la Universidad Nacional de San Luis, Félix Nieto Quintas, informó en una conferencia de prensa las novedades en torno al reclamo estudiantil que paralizó las principales actividades de la institución.

Durante los últimos días se trazaron una serie de temas que demandan una solución más urgente como el pago de los sueldos del personal, el suministro del comedor universitario y el cumplimiento con las obligaciones de ART, mutual, entre otros.

En ese sentido indicó que este jueves se concretó una reunión con la asamblea de estudiantes que encabezan la toma, para detallarles los inconvenientes que genera la medida.

“En este momento hay una situación muy sensible en la universidad que es el pago de los haberes del mes de agosto (…). Hemos enviado una propuesta formal y oficial donde se indica que estamos predispuestos para que un grupo técnico de empleados no docentes del área de la secretaria de Hacienda, procedan a la liquidación de haberes”, describió.

Ante esta cuestión “delicada” donde unos tres mil empleados aguardan el pago de sus sueldos, ADU le pidió a las autoridades que les explicaran a los alumnos cuáles son los perjuicios más evidentes que se afrontan a causa de la medida.

“El informe se llevó a cabo con funcionarios de primer nivel del rectorado que fueron a entrevistarse con los alumnos y les explicaron la situación de muchas actividades. La más sensible es el pago de haberes, aunque hay otras cuestiones urgentes que involucran a alumnos, docentes y no docentes”, sostuvo.

De este modo esperan que desde el lunes el personal del área pueda ingresar y ejecutar los trámites.

“Ese proceso en la universidad es largo. Involucra varios sectores de la administración y tarda unos días en efectivizarse, en particular porque cuando se estaba haciendo el último movimiento para pagar el día jueves, fue interrumpido”, explicó.

“Esperamos que se haga en el menor tiempo posible”, añadió.

Por otro lado remarcó que, “sin ánimos de ser alarmista”, el comedor universitario podría enfrentar algunas dificultades: “El dinero que recibe el comedor no viene de un país extranjero, viene del rectorado y los fondos que recibe la universidad del Estado Nacional vienen a una cuenta que maneja la secretaría de Hacienda, por lo tanto la provisión la hace la UNSL. Esperemos que la situación sea suficientemente manejable como para que no ocurra (el desabastecimiento), unos 1500 chicos comen diariamente allí, es una cuestión muy sensible a los intereses de la institución y los estudiantes”.

Más allá de los inconvenientes y discrepancias con la metodología del reclamo de los alumnos, Nieto Quintas valorizó la “predisposición” de los autoconvocados.

“Quienes estamos circunstancialmente en la conducción somos miembros de la comunidad universitaria, somos docentes, por lo tanto tenemos nuestro sentimiento de profunda preocupación por las dificultades que atraviesa la universidad pública argentina y en particular la UNSL, en ese marco está sucediendo una toma del rectorado por alumnos, es una forma de expresar la preocupación que existe en el claustro estudiantil y seguramente valoramos el esfuerzo, dedicación y predisposición que refleja un compromiso con la educación pública”, señaló.

En concreto, esperan que desde el lunes puedan iniciar los movimientos administrativos para hacer efectivas las transferencias y pagos.

“Hay muchos aspectos que la universidad debe hacer, tenemos la confianza de que esto pueda solucionarse en futuras reuniones (…), me parece que debemos ver los canales de diálogo para que prospere un acuerdo”, cerró.

Por último expresó que los rectores tienen una posición “muy incómoda” en torno a las paritarias ya que sólo actúan como veedores, pero es el Estado el que hace el ofrecimiento.

“No tenemos participación activa en la paritaria, nuestra expectativa es que los docentes tengan un salario digno y los ofrecimientos sean acordes a la necesidad económica”, concluyó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR