X

El hijo del exintendente de La Calera denunció que sufrió un violento asalto en su casa

A Hernán Lorenzetti lo golpearon, arrastraron, ataron y le gatillaron varias veces. Los delincuentes sólo se llevaron dinero.

El hecho ocurrió el pasado miércoles por la noche en la localidad de La Calera.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 31/08/2018 20:41
PUBLICIDAD

El adolescente de 18 años, en declaraciones al programa Mejor que Nunca que conduce Emiliano Pascuarelli por FM La Bomba, relató el violento momento que le tocó vivir el pasado miércoles por la noche.

Hacía cinco minutos que había regresado a su casa después de visitar a su abuela que también vive en el pueblo. Como le pareció extraño que le golpearan la puerta porque no esperaba a sus amigos, miró por la ventana y vio a dos hombres.

Al abrir la puerta, uno de ellos ingresó de forma violenta y lo amenazó con un arma pidiéndole dinero, drogas y armas.

“Fue un momento muy feo porque nunca imaginé que me iba a pasar esto, pero gracias a Dios hoy estoy bien”, contó el chico.

Hernán es hijo del exintendente de la localidad y dirigente del Partido Unión y Libertad (PUL), Diego Lorenzetti detenido y acusado de ser el autor intelectual del crimen de su esposa Romina Aguilar, ocurrido el 30 de enero de 2016.

La víctima describió que el delincuente tenía el rostro tapado con una “bufanda”, pero pudo reconocer su voz. Se trataría de un hombre oriundo de Mendoza, que vive actualmente en La Calera.

El adolescente explicó que el delincuente le gatilló varias veces pero no sabe si fue porque el arma no tenía balas o no salieron, “sino a esta hora no lo estoy contando”.

Además, lo arrastró por el piso y debido a la violencia de los golpes, sufrió un corte en la cabeza.

“Estaba muy violento, creo que drogado, porque me pegó en todo momento, desde que entró hasta que se fue”, señaló.

Lorenzetti describió que el asalto duró entre 10 o 15 minutos y el ladrón sólo se llevó el dinero que “tenía guardado”. “Mi celular y mi billetera estaban sobre de la mesa pero los dejaron. La otra persona se quedó afuera, hacía de campana o no entró por miedo”, sostuvo.

Al no obtener lo que solicitaba, el delincuente ató de pies y manos al joven y amenazó con matarlo en el comedor. “Lo único que hice en ese momento fue rezar y pedirle a mi mamá (Romina Aguilar) que me sacara de esto”, narró.

El hecho, que sorprendió a toda la localidad, fue denunciado en la Subcomisaría 5º de La Calera. La Policía, ayer por la tarde, realizó allanamientos en la vivienda del sospechoso, a quien la víctima identificó por su voz, pero no hallaron elementos relacionados a la causa. Tampoco encontraron al hombre.

“Acá es tranquilo, suelo estar sólo, dejo la puerta abierta, por jamás me imaginé que suceda esto”, agregó el chico que vive frente de la plaza.

“Lo hablé con mi viejo, se puso mal”, contó el adolescente.

Hernán aseguró que confía en la inocencia de su padre, Diego Lorenzetti: “Nunca tuve dudas de que no estuvo involucrado en el asesinato de mi madre, ni lo voy a pensar jamás”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR