X

Mauricio Macri: Este es el único camino, basta de pensar en soluciones mágicas

El presidente aseguró que las retenciones a las exportaciones son una medida “excepcional”, pero que el Gobierno necesita más contribución del sector para salir adelante.

Macri fue el encargado de cerrar la 24° Conferencia Industrial tras el anuncio de la restitución de las retenciones.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/09/2018 22:02
PUBLICIDAD

Mauricio Macri fue el encargado de cerrar la edición 24º de la Conferencia Anual de la Unión Industrial Argentina (UIA) y aprovechó la oportunidad para defender el nuevo paquete de medidas económicas anunciadas el lunes, y que buscan reducir drásticamente el déficit fiscal para 2019 y vuelven a poner sobre el tablero las retenciones a todas las exportaciones.

En medio de esta crisis económica, trazada por la devaluación del peso y las renegociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el presidente respaldó el rumbo de su gestión y admitió que la Argentina está atravesando “una transición de emergencia” y que él tiene en claro el camino para salir de la tormenta.

En ese diagnóstico, el jefe de Estado aclaró que fue por ese motivo que le pidió más contribución a los exportadores. A pesar de que sostuvo que las retenciones son impuestos “malísimos”, remarcó que se trata de una medida “excepcional y transitoria”. Según el anuncio del ministro de Economía, Nicolás Dujovne, de esta manera podrán recaudar de manera adicional $68 mil millones en lo que resta de 2018, y $280 mil millones durante el año próximo, informó Todo Noticias.

A su vez, Macri dedicó gran parte de su discurso a resaltar “la determinación” de su Gobierno para salir adelante de esta tormenta económica. Y expresó que el sector industrial tiene que ser el “motor” para generar empleos. “Hoy tenemos empresas mejores preparadas. Queremos que sean más las compañías que multipliquen su potencial”, sintetizó.

En la misma línea, el mandatario reiteró que la gran batalla de su gestión, en estos dos años y medio, fue el equilibrio de las cuentas públicas. “Bajar el déficit es la manera de bajar la inflación, este cáncer que arrastramos hace décadas y nos impidió tener un sistema financiero sólido”, aseveró.

Otro de los puntos referidos a los gastos del Estado fue la elaboración de un presupuesto equilibrado, uno de los grandes desafíos para el Gobierno que deberá negociar con los gobernadores de todo el país. “No hay duda que estamos cambiando de raíz, sin atajos ni corrupción”, argumentó Macri y concluyó que este es el momento para “encarar los problemas de fondo”, en especial los relacionados a la economía.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR