X

En los últimos incendios, el fuego arrasó con más de 7 mil hectáreas

El paso de las llamas afectó a la cobertura vegetal en parajes como Rodeo de las Cadenas, Balcarce, El Zampal, La Totora, Balde de la Isla, Riocito, Reserva La Florida y en la localidad de Juana Koslay.

Foto: ANSL
Grandes extensiones de tierras fueron afectadas por los incendios que azotaron distintas localidades de San Luis.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 05/09/2018 22:43
PUBLICIDAD

Del 27 de agosto hasta este miércoles, técnicos del ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción recorrieron las diferentes zonas dañadas por el fuego y, con relevamientos en campo e imágenes satelitales, pudieron calcular el total de superficie dañada a causa de los incendios: 7120 hectáreas, según publicó la Agencia de Noticias San Luis.

En la zona del paraje Rodeo de Cadenas y Ruta Provincial Nº 9, las llamas arrasaron con un total de 4350 hectáreas. En Balcarce, la cifra fue de 900 hectáreas. En el paraje El Zampal, el fuego destruyó 600 hectáreas de pastizal.

En La Totora, la superficie afectada fue de 700 hectáreas. Mientras que en Balde de la Isla fueron 100. En la zona de Riocito y la Reserva Florofaunística de La Florida (85 hectáreas), se llegó a un total de 370. En Juana Koslay, las llamas acabaron con más de 100 hectáreas.

“En los sectores donde las llamas alcanzaron grandes temperaturas, les tomará varias décadas recuperarse. En otros sectores, por las altas temperaturas que soportaron, no se recuperarán salvo que se realicen acciones de restauración. En otros sitios, en tanto, el fuego pasó muy rápido por la velocidad del viento, dejando manchones de vegetación sin quemar”, explicaron desde el Ministerio.

Respecto a la fauna, no se detectaron ejemplares muertos, lo que en principio permite inferir que se trasladaron rápidamente, aunque seguramente perdieron refugios, sitios de nidificación y degradación de sus nichos ecológicos.

El equipo técnico del ministerio continuará con los relevamientos en las zonas afectadas por el fuego, a fin de evaluar y medir de forma detallada el impacto de las llamas en la vegetación que habita las sierras puntanas.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR