X

Alerta epidemiológica: dos niños murieron y tres están internados por una bacteria en Buenos Aires

Se trata de la bacteria streptococcus pyogenes, asociada a infecciones de la garganta, y que se transmite por vía aérea y por contacto directo.

La bacteria se transmite sobre todo por vía aérea y también por contacto directo.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 11/09/2018 09:19
PUBLICIDAD

Los menores murieron en las últimas semanas y tres aún se encuentran internados en el Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, ubicado en el barrio porteño de Barracas, por casos de enfermedad a raíz de la bacteria streptococcus pyogenes.

Los cinco menores afectados por la bacteria fueron un bebé de 5 meses y cuatro niños entre 3 y 7 años, y se registraron entre el pasado 26 de agosto hasta 1 de septiembre, informó Perfil.

La bacteria se asocia a las infecciones de la garganta, y se transmite sobre todo por vía aérea y también por contacto directo: cuando un niño enfermo tose, estornuda, o bien a través de objetos que estuvieron en contacto con la boca del niño, o zonas contaminadas con la bacteria.

Por estos casos, desde la secretaría de Salud emitieron un alerta epidemiológica, para visibilizar lo sucedido con la enfermedad e informar las acciones pertinentes para controlarla. El documento se emite y difunde cada vez que aparece una sospecha de una situación de riesgo potencial para la salud de la población, “frente a la cual es necesario el desarrollo de acciones de Salud Pública urgentes y eficaces”, detallan desde Salud en su web.

Eduardo López (MN 37.586), director del Programa de Infectología Pediátrica de la UBA, llevó tranquilidad y desestimó que se trate de una epidemia. “La infección de los que murieron proviene del germen del estreptococo. Es raro que la bacteria pase a sangre, pero cuando lo hace una de una enfermedad que es severa, muy grave. Que es el caso de estos pacientes que ingresaron en shock y con la bacteria en sangre”, afirmó el especialista en diálogo con TN.

El infectólogo explicó a su vez que el germen de la bacteria “se aloja generalmente en la garganta y en la piel, y suele proliferar en las semanas previas al fin del invierno. El germen libera varias toxinas, y una puntualmente es la que provoca los cuadros más graves”, comentó.

Al respecto, resaltó que “es una infección rara y muy poco frecuente, no sólo a nivel nacional sino también a nivel mundial”. Los síntomas a los que se deben prestar atención, explicó López, son faringitis (dolor de garganta), lastimaduras en la piel y fiebre: en esos casos, se debe acudir al médico para un pronto diagnóstico.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR