X

EEUU se prepara para la llegada del huracán Florence y ordenaron evacuar a más de un millón de personas

“Esto es un huracán de verdad”, dijo el gobernador de Carolina del Sur. “Las evacuaciones son inconvenientes, pero no queremos arriesgar una sola vida”, agregó.

Se espera que el ojo de Florence pase entre Bermuda y las islas Bahamas entre miércoles y jueves.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 11/09/2018 11:59
PUBLICIDAD

El huracán Florence avanza con vientos de más de 220 km/hora hacia la costa este de Estados Unidos, donde se espera que toque tierra entre jueves y viernes. Los estados de Carolina del Norte y del Sur, así como el de Virginia, se declararon en emergencia y ordenaron la evacuación de más de un millón de personas.

“Esta es una de las peores tormentas que azotará la costa este en muchos años”, tuiteó el presidente Donald Trump. “¡Prepárense, tengan cuidado y estén seguros!”, advirtió mientras miles de personas comenzaron a tapiar sus casas, hacer acopio de provisiones o tomar la ruta para escaparle al huracán, informó TN.

Florence, un huracán de categoría 4, tiene el potencial de provocar catastróficas inundaciones en zonas de la costa este que ya fueron anegadas por fuertes precipitaciones, y podría ser la peor tormenta en azotar la zona en varias décadas.

Se espera que el ojo de Florence pase entre Bermuda y las islas Bahamas entre miércoles y jueves, señaló el Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami.

Los meteorólogos pronostican que el huracán se fortalecerá en las próximas 36 horas, a medida que se desplaza hacia el oeste-noroeste. “Se prevé un mayor fortalecimiento y se espera que Florence sea un huracán de gran intensidad extremadamente peligroso a lo largo del jueves”, indicó el NHC.

El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, ordenó la evacuación de un millón de residentes y el cierre de escuelas en 26 de los 46 condados del estado.

“Esto es un huracán de verdad”, dijo el gobernador. “Las evacuaciones son inconvenientes, pero no queremos arriesgar una sola vida”.

Su par del vecino estado de Carolina del Norte, Roy Cooper, ordenó la evacuación de los Outer Banks, barrera de islas turísticas, así como zonas del costero condado de Dare. “Aquí en Carolina del Norte nos estamos preparando para un golpe fuerte”, dijo el gobernador Cooper en rueda de prensa.

El presidente de la junta del condado de Dare, Robert Woodward, estimó que “esta es una tormenta enorme” y predijo lluvias entre 380 y 500 milímetros. “Nunca hemos visto una tormenta de este tipo acercarse a nosotros”, agregó.

La gobernación de Virginia espera “inundaciones catastróficas, fuertes vientos y posibles amplios cortes de energía”, en tanto advirtió que las inundaciones representan la peor amenaza por lo que ordenó la evacuación de 245.000 personas que residen cerca de la costa.

Trump declaró la emergencia en los estados amenazados, lo que permite el envío de ayuda federal. El mandatario dijo que había hablado con los respectivos gobernadores y que “el gobierno federal está listo para asistir 24/7”.

Meteorólogos advierten que luego Florence podría permanecer estancada en tierra firme antes de disiparse, como lo hizo el huracán Harvey en Texas el año pasado, lo que aumentaría el riesgo de inundaciones.

Otras dos tormentas avanzan por el Océano Atlántico. Se prevé que el huracán Isaac pierda fuerza a su llegada al Caribe, y Helene, mucho más lejos en el océano, podría girar hacia el norte a medida que la temporada de huracanes de 2018 llega a su punto álgido.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR