X

Alerta epidemiológica: cuatro niños murieron y tres están internados por una bacteria

Se trata de la bacteria streptococcus pyogenes, asociada a infecciones de la garganta, y que se transmite por vía aérea y por contacto directo.

Ya son cuatro las víctimas fatales en el país.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 11/09/2018 14:17
PUBLICIDAD

A los dos casos fatales que produjo la bacteria Streptococcus pyogene -o estreptococo-, este martes se sumaron dos muertes: una nena de Rosario y una nena de Misiones. Así, ya son cuatro las víctimas fatales en el país.

Los otros dos nenes murieron en Buenos Aires, por lo que el ministerio de Salud de la Ciudad había emitido una alerta epidemiológica.

La directora de Epidemiología de la Provincia de Santa Fe, Liliana Benegas confirmó la noticia a Radio 2 e indicó que fue un caso de septicemia generalizada. También, informó que era alumna del colegio Stella Maris de Rosario y afirmó que el área de Salud Pública está en alerta, informó TN.

“Se le dio tratamiento, pero la evolución de la bacteria fue muy rápida y se produjo un shock séptico y no respondió. La evolución de una enfermedad invasiva no sólo produce la bacteria sino toxinas y la evolución es mucho más rápida”, indicó la funcionaria según reprodujo el sitio Rosario 3.

En Posadas, Misiones, una nena de 7 años llamada Luana murió el sábado en el sanatorio Caminos afectada por la bacteria. Liliana Arce, jefa de Infectología del Hospital Pediátrico, señaló que hay registro de cinco pacientes pediátricos con este cuadro.

El lunes habían muerto dos chicos en el Hospital de Niños Pedro de Elizalde, en el barrio porteño de Barracas. Uno de los pacientes vivía en la ciudad de Buenos Aires y el otro en Avellaneda. A su vez, siguen internados dos de los tres que estaban, ya que uno fue dado de alta. Las edades van desde los 5 meses y de 3 a 7 años.

El infectólogo pediatra Eduardo López (MN 37.586), director del Programa de Infectología Pediátrica de la UBA, buscó llevar calma a la población y descartó que se trate de una epidemia. “Esto no es un brote y no hay vacuna que prevenga. Por eso hay que consultar con un pediatra si un chico tiene dolor de garganta, con fiebre alta y molestia para tragar; o si tiene lesiones en forma de picaduras o pequeñas lastimaduras”, explicó.

El médico aclaró que, si la bacteria de trata precozmente con antibiótico, evoluciona perfectamente y la mortalidad es bajísima. En este sentido, consideró que los chicos que murieron “fueron casos son excepcionales”. Sobre los nenes 3 y 7 años que murieron en el Hospital de Niños Pedro de Elizalde de la Capital, aclaró que llegaron tarde a la consulta. Por otro lado, López señaló que la bacteria se contagia por vía aérea o por lesiones de piel cuando uno se rasca, por ejemplo.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR