X

Macri se reunió con todos los gobernadores, menos los alineados con Cristina Kirchner

El presidente recibió a la mayoría de los mandatarios y consiguió el acompañamiento para avanzar en la aprobación del proyecto de ley de presupuesto, aunque todavía siguen las negociaciones.

El presidente y los gobernadores en el Salón Eva Perón.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 12/09/2018 11:27
PUBLICIDAD

Alberto Rodríguez Saá, Alicia Kirchner y Carlos Verna, alineados con el kirchnerimo, estuvieron en el encuentro previo con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, pero después pegaron el faltazo a la reunión con el presidente de la Nación.

La presencia de los mandatarios en la Casa Rosada constituyó una señal política en medio de los problemas económicos que atraviesa el país y al mismo tiempo un gesto para avanzar con las negociaciones por el presupuesto 2019 que ingresará al Parlamento el próximo viernes.

El entrerriano Gustavo Bordet y el santafesino Miguel Lifschitz no fueron porque se encuentran fuera del país.

Con el Presupuesto, que el oficialismo quiere sancionar antes de diciembre, y el nuevo acuerdo con el FMI, el Ejecutivo busca enviar una señal de gobernabilidad a los mercados y estabilizar el dólar.

La interpretación de la cumbre de este martes varía según los interlocutores. Los mandatarios provinciales, que mantuvieron una extensa reunión previa en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), primero a solas y luego con Rogelio Frigerio, negaron que hubiera un acuerdo, publicó Clarín.

En la Casa Rosada, sin embargo, se mostraron optimistas de que los legisladores de la mayoría de los gobernadores del peronismo de mejor diálogo con el oficialismo acompañarán la sanción.

“Discutimos sobre el Presupuesto y llegamos a la conclusión de que es muy importante facilitarle al Gobierno nacional la posibilidad de contar con la herramienta de gestión más importante, que es el Presupuesto. Es fundamental que sea equilibrado entre los ingresos y los gastos. Hay un consenso total respecto a este punto”, dijo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio tras la reunión con los jefes provinciales.

El gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, uno de los mandatarios peronistas que lideran el ala “dialoguista”, resaltó el “consenso político” para el equilibrio presupuestario que, aseguró, “es necesario pero no suficiente”. “Dejamos en claro que el debate se da en las dos Cámaras”, dijo.

El Gobierno terminó por aceptar varias de pedidos de los gobernadores. Ya había consentido el aumento del impuesto a los bienes personales radicados en el exterior a pesar de que la AFIP y Hacienda se resistían a cambiar las reglas del juego de los contribuyentes que ingresaron al blanqueo.

“Logramos un entendimiento con la oposición para alcanzar el equilibrio presupuestario”, declaró el ministro de Hacienda al término de la reunión.

También accedió a la suspensión durante un año del impuesto a los sellos el impuesto a los débitos y créditos, del que no se podría deducir más del 33%. El Gobierno sin embargo sigue firme a la negativa de suspender la baja de Ingresos Brutos a las que se habían comprometido las provincias en el Consenso Fiscal que se firmó en noviembre de 2017 en el mismo salón. Frigerio afirmó que la rebaja sigue firme.

El ajuste de las provincias que empuja la Casa Rosada sigue firme. El recorte sumará $ 100 mil millones que saldrán de la eliminación del fondo sojero y el traspaso de la competencia de la tarifa social eléctrica y de los subsidios al transporte, que impacta principalmente en el área metropolitana, que administra Cambiemos. Frigerio reconoció que se estudian alternativas para terminar las obras en ejecución que el Fondo Sojero financiaba a municipios, consignó Clarín.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR