X

Gastón Hissa presentó un proyecto de ley para mejorar la calidad de vida de las personas trasplantadas

Propuso otorgar beneficios sanitarios, sociales, laborales e impositivos a quienes atravesaron por una intervención.

Diputado Gastón Hissa (Avanzar y Cambiemos por San Luis)
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 12/09/2018 00:36
PUBLICIDAD

El proyecto denominado “derechos y beneficios para una mejor calidad de vida de personas trasplantadas”, se convertirá en caso de ser sancionado en una “norma complementaria” de la Ley nacional Nº 26.928 sancionada en 2013.

En declaraciones que formuló a elchorrillero.com, el diputado Gastón Hissa señaló que la actual legislación nacional “resulta insuficiente” para los pacientes sanluiseños.

“Regularía beneficios al alcance de la legislación local”, destacó el legislador de Avanzar y Cambiemos por San Luis.

En la formulación de la iniciativa tuvo una participación activa la Fundación Villamercedinos Solidarios. El presidente Roberto Fernández estuvo ayer en la Cámara Baja en el momento de la presentación junto a integrantes de la institución y celebraron el paso que se dio.

Hissa junto a integrantes de la fundación que participó de la formulación de la propuesta.

Según el legislador, los miembros de la organización tuvieron un papel “fundamental” ya que intercambiaron experiencias con legisladores y aportaron a la idea final.

“Esto ayuda a concientizar y visibilizar el tema”, sostuvo.

Fernández, por su parte, dijo que muchas personas “podrán concretar el sueño de recuperar su estilo de vida” si la propuesta se convierte en ley en San Luis.

En los fundamentos se planteó que desde la creación de la ley nacional y hasta el 2015, el Gobierno de San Luis “demostró un interés genuino por la difícil realidad que deben transitar los pacientes que requieren de un trasplante”.  A modo de ejemplo, se menciona la creación del Instituto Provincial de Investigación y Trasplante, en el marco del Plan Maestro de Salud, área que hoy no funciona.

Los beneficios se establecen a lo largo de 20 artículos, divididos en seis capítulos que apuntan a diferentes ámbitos y disposiciones que serían ejecutados por la autoridad de aplicación, ellos son: Disposiciones generales; Fondo provincial para personas trasplantadas; garantías laborales; acceso a la vivienda; exenciones impositivas y otros beneficios.

Se considerará “persona trasplantada” aquella que, con residencia efectiva y comprobable en San Luis mínima de dos años, haya recibido un trasplante de órgano, tejido o célula por razones de supervivencia, de acuerdo a constancias del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante.

Un punto clave es la creación de un fondo provincial para “solventar los costos que demanden las prestaciones que deberá brindar el Estado Provincial a los pacientes trasplantados de escasos recursos y sin cobertura de obra social”. Un factor a tener en cuenta es que ese fondo podrá recibir aportes de contribuyentes del impuesto sobre los ingresos brutos, quienes podrán deducir hasta el 20% del mismo liquidado el año calendario anterior.

Respecto a las garantías laborales se contempla que los organismos del Estado deberán instrumentar todas “las medidas necesarias de accesibilidad y adaptación del puesto de trabajo”. Incluye licencias especiales.

Además prevé la creación de un “seguro de desempleo” equivalente a una pensión no contributiva.

A su vez promueve que el Poder Ejecutivo podrá disponer una deducción del impuesto sobre los ingresos brutos equivalentes al 70% de los gastos que demanden las contribuciones patronales correspondientes al personal trasplantado, a favor de los empleadores de las mismas.

La vivienda es otro aspecto que se tiene en cuenta.  En este caso la Provincia deberá “arbitrar los medios necesarios” para facilitar su acceso. Apunta que los trasplantados deben ser considerados como personas discapacitadas.

Se prevé también que no pagarán el impuesto inmobiliario “siempre que el mismo recaiga sobre vivienda única y que sea utilizada exclusivamente como casa habitación”.

En el caso de que esté inscripta como monotribustista en la AFIP y pertenezca a alguna de las dos categorías más bajas, no pagará Ingresos Brutos.

Otros beneficios

-Las empresas de transporte terrestre o aéreo, deberán transportar gratuitamente a las personas trasplantadas y a un acompañante.

-Pase libre para el transporte público urbano e interurbano para los beneficiados.

-Invitar a los municipios a adherir al proyecto para la exención del pago de tasas y contribuciones por servicios municipales.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR