X

Hay otros tres muertos por la bacteria estreptococo y ya son diez las víctimas fatales

Se trata de un nene de Catamarca, un adolescente de la ciudad rionegrina de Cipolletti y un adulto de Mar del Plata.

por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 18/09/2018 18:10
PUBLICIDAD

El estreptococo o steptococcus pyogenes se cobró nuevas víctimas fatales en distintos puntos del país, entre ellas un nene de Catamarca, un adolescente de Cipolletti y un anciano de Mar del Plata; por lo que ya son diez las muertes vinculadas a la misma bacteria.

Este martes se supo que un nene de dos años que iba a la guardería de un colegio en Vicente López murió el domingo en Miami, mientras estaba de vacaciones con su familia. Desde el Ministerio de Salud bonaerense detallaron a TN.com.ar que el chico se fue del país con un diagnóstico de “angina simple”. “Si bien no lo tenemos confirmado con análisis de Estados Unidos, los síntomas coinciden con los de la bacteria”, indicó un vocero a la agencia Noticia Argentinas. Y agregó que las autoridades esperan los estudios epideomológicos finales para saber si el paciente empeoró o si la bacteria colonizó algún órgano.

A este caso se sumó el de un hombre de 77 años que murió en las últimas horas en una clínica privada de la ciudad de Mar del Plata. El subsecretario de Salud municipal, Pablo de la Colina, informó que lo habían internado el sábado con un cuadro de fuerte dolor en el pecho y una seria dificultad respiratoria. Cuando le hicieron los estudios de sangre, confirmaron que estaba infectado. También se supo que tenía úlceras en los pies, lo que podría haber sido la puerta de entrada de la bacteria.

En Catamarca murió un nene la semana pasada, según se confirmó en el Boletín de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaria de Salud de la Nación. Sin embargo, el caso se conoció públicamente días después.

El cuarto caso fatal informado en las últimas horas fue el de un joven de 15 años que murió domingo en la ciudad de Cipolletti, en Río Negro, indicó al portal LM la jefa del área de Epidemiología del hospital local, María Luz Riera. La especialista dijo que el adolescente “ingresó con 35 kilos y con una falla multiorgánica” y señaló que después de que el paciente murió le hicieron los exámenes complementarios en los que se detectó la bacteria.

En el último Boletín de Vigilancia Epidemiológica (que abarca el período desde el 19 de agosto al 14 de septiembre), en el que no estaban contabilizados los casos del nene de 2 años que murió en Miami, el del adolescente de 15 de Cipolletti, ni el del hombre de 77 de Mar del Plata, figuraban 16 casos confirmados de enfermedad invasiva por Streptococcus pyogenes.

De esos, siete se convirtieron en víctimas fatales y las muertes ocurrieron en el Hospital Pedro de Elizalde de la Ciudad de Buenos Aires (2); en Rosario (1); en Posadas (1); en Río Negro (1); en Pergamino (1) y en Catamarca (1), este último el caso que se conoció públicamente este martes. Según el Boletín, solo dos refirieron factores de riego previos (varicela y escaraltina) y tres de los pacientes presentaron co-infección con influenza A.

Test rápido contra el estreptococo: cómo se hacen los controles para detectar la bacteria

Ante la preocupación por la expansión de la bacteria las salas de emergencia de los hospitales del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) implementaron un test “rápido”que permite identificar la afección en los pacientes e iniciar de inmediato el tratamiento adecuado.

Una vez que el médico toma una muestra del paciente por hisopado de los pilares amigdalinos sin tocar el paladar y la lengua, se coloca en el tubo de reacción cuatro gotas del reactivo de extracción “A”, más cuatro del “B”. En el segundo paso, se sumerge el hisopo, luego se lo agita enérgicamente y al retirarlo se lo escurre contra las paredes del tubo. El paso 3 consiste en colocar la tira reactiva que debe ser incubada entre 10 y 15 minutos. Tras ese lapso de tiempo se leen las bandas.

El último paso, y más importante, es la interpretación del resultado. Aquí se debe tener en cuenta un detalle importante: cualquier línea por más tenue que sea, debe ser considerada positiva. En otras palabras, el niño o adulto porta la bacteria.

El jefe de Infectología del Hospital Gutiérrez, Eduardo López, buscó llevar calma a la población y aclaró que “no hay un brote y no hay vacuna que lo prevenga”. Por eso, remarcó la importancia de detectar los síntomas y llevar a tiempo a los chicos al médico.

El streptococcus pyogenes es una de las principales responsables de generar infecciones de garganta en los niños, como la faringitis o las anginas. López explicó que se trata de la misma bacteria que produce la enfermedad de la escarlatina que, cuando pasa a sangre e impacta en otros órganos, da la forma de enfermedad invasiva que es grave y fallecen del 20% al 30% de los infectados. Sin embargo, insistió en que los cuadros que pasan a sangre son excepcionales y suelen ocurrir en pacientes con infecciones previas por varicela o que reciben alguna droga inmunosupresora. Por otro lado, indicó que se contagia por vía aérea o por lesiones de piel cuando uno se rasca, por ejemplo.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR