X

“Parece que los hermanos están peleados (…) es el principio del fin”

Así definió el contexto político el ex intendente de Estancia Grande, Ricardo Videla.

Alberto Rodríguez Saá (h), Alberto Rodríguez Saá, Adolfo Rodríguez Saá y Gisela Vartalitis.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 24/09/2018 01:14
PUBLICIDAD

El dirigente sostuvo que en función de las intervenciones del senador Nacional, Adolfo Rodríguez Saá “parece que hay una pelea”. Al respecto opinó que el panorama es negativo y no encuentra explicaciones para relacionarlo a una estrategia de campaña.

El dirigente opinó sobre los escenarios que se proyectan presentando una pelea entre Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, que llegó el viernes a posicionarse entre los principales temas de la agenda de los medios y se convirtió prácticamente en una cuestión de Estado.

Al dar su visión, Videla expresó que el 2019 sería “la última etapa” de desempeño excluyente de los hermanos Rodríguez Saá, con lo cual se estaría transitando “el principio del fin” de un ciclo.

Ricardo Videla.

Según el dirigente, a Alberto Rodríguez Saá (h) y Gisela Vartalitis se les asignó una función para al coyuntura.

A continuación los principales tramos del diálogo:

-¿Qué piensa de los hechos que vienen protagonizando Alberto y Adolfo Rodríguez Saá? ¿Están peleados?

-Pareciera ser que sí, al menos por lo que escuché ya que ahora no estoy en política. Pero de ser así sería bueno que se arreglen, más allá de lo político porque no es bueno que los hermanos se peleen, mucho menos por estas cosas terrenales que nadie se llevará al irse de este mundo. Me parece una gran tontera la disputa entre hermanos.

No creo que sea una estrategia. Hay una grabación de Adolfo Rodríguez Saá en donde se lo escucha muy enojado, eso no le hace bien a nadie, no sé a quién beneficiaría si fuese un juego o una estrategia, ¿para qué?

La verdad no entendería el porqué, uno quiere ser presidente y el otro gobernador. Para eso Alberto ya es senador suplente, con lo cual en el caso hipotético de que Adolfo gane, su hermano ya tiene garantizada la senaduría.

No sé que más se puede pedir de la vida política. Presidente seguro no lo será, eso es una fantasía. Está bien que tenga ganas de serlo pero de ahí a lograrlo hay un largo trecho ya que hay gente que tiene más mérito para eso.

En cuanto a Gisela Vartalitis y Alberto Rodríguez Saá (h) ninguno de los dos quiere un lugar para nada. Ella es la esposa del senador y punto, Alberto es el hijo del gobernador, no tiene uñas de guitarrero, cualquiera de su generación que lo conozca sabe lo que estoy diciendo. No tiene absolutamente ninguna posibilidad, no trabajó nunca, pero es lo que creo en lo personal. No soy pronosticador.

En el caso de Vartalitis la conozco poco, pero son cosas que no se ponen a dedo (candidatura).

-Ya se está proyectando el 2023… El futuro genera preocupación?

-Si seguro, es el principio del fin. No es que tambalee el poder ahora, pero si llegan a ganar en 2019 es el último ejercicio. Es el principio del fin de todo este ciclo en el que han tenido el manejo absoluto de la provincia.

La gente está cansada. Por más hamburguesas que regalen, se está dando cuenta. Casualmente estuve en El Trapiche y a los jóvenes los han tratado como perros, como delincuentes al revisarles todo. Si esos chicos votan no sé a quién elegirán, es una cosa horrible que los traten así, sobre todo en un festejo que es una tradición en El Trapiche.

En conclusión, en el caso de que tuvieran la dicha de estar una vez más al frente del Ejecutivo, ya está. Hicieron todo lo que pudieron, creo que no hay más.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR