X

Poggi presentó el plan participativo de gobierno 2019-2023

“El próximo será un año bisagra para la provincia, se votarán dos modelos”, dijo y aseguró que “no van más los súper yo, los personalismos”. Habló de trabajo, educación, familia e institucionalidad con una Justicia independiente.

El senador Claudio Poggi presentó el plan de gobierno para San Luis para los próximos cuatro años.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 30/09/2018 12:47
PUBLICIDAD

Coherente con su forma de gestionar y convencido que para volver a conducir San Luis debe tener objetivos y propuestas, inició la preparación de un programa para gobernar la provincia en los próximos cuatro años.

El actual senador Nacional Claudio Poggi anunció que ese plan se diseñará con la “participación plena” de los vecinos entre el 1° de octubre y el 31 de marzo, período en el que se “escuchará, comprenderá y tomará nota de las necesidades” con un “fuerte compromiso”; en diciembre habrá una reunión de evaluación. Durante ese tiempo se entrará en contacto con todos los sectores para luego darle “forma a los sueños”.

“Resulta muy caro para los ciudadanos que quienes gobiernen no tengan un plan, es decir perjudica a los puntanos que su gobierno provincial improvise con los fondos públicos que el mismo ciudadano aporta con sus impuestos”, argumentó, y señaló que el objetivo es dar “previsibilidad y transparencia”.

En un acto que se realizó hoy en la ciudad de San Luis hizo un diagnóstico de la realidad provincial de los tres últimos años y criticó duramente al Gobierno de Rodríguez Saá.

El senador Claudio Poggi presentó el plan de gobierno para San Luis para los próximos cuatro años.

Así Poggi trazó el rumbo. Indicó que los dirigentes deben ser  “facilitadores” y recoger las iniciativas e ideas de la comunidad en todos los rincones de la geografía provincial.

“Vamos a construir el plan participativo de gobierno que nunca se ha visto junto a los ciudadanos”, subrayó. Al cabo de los seis meses se materializará para presentar la propuesta electoral en mayo.

De impecable ambo azul y camisa blanca para darle “solemnidad” al acontecimiento y con una escenografía simple y cuidada, desarrolló la presentación que se extendió una hora y doce minutos. Habló de las 10 mil fuentes de empleo perdidas en los últimos tres años, del avance del flagelo de la droga, del abandono de la educación y la seguridad, y de “instituciones débiles”

Frente a ese panorama propuso recuperar al “trabajo como ordenador social”, garantizar “la educación y el acceso al conocimiento”, “cuidar y proteger a las familias que ahora se destruyen” y “volver a tener una justicia independiente”.

Aseguró que se construirá con “generosidad un gran frente político” para las elecciones del próximo año y dijo que conversó con presidentes de otras fuerzas de la oposición.

Sobre el final, dedicó un pasaje a la aparente disputa de Alberto y Adolfo Rodríguez Saá. “No se agobien al ver la obra de teatro berreta de la pelea de dos hermanos y sus familias que se creen con derechos hereditarios sobre el Gobierno de la provincia San Luis”, dijo ante quienes lo escuchaban en el recinto y a través de la transmisión en vivo por su página de Facebook. Y señaló la razón: “Ninguno de los dos será el próximo gobernador de San Luis, otro apellido gobernará la provincia en 2019”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR