X

Julián Santero ganó la final del TC en La Pedrera

 El mendocino se adjudicó la undécima competencia del año, en el circuito puntano, que marcó el inicio de la Copa de Oro, y se metió como el mejor de los 3 del último minuto. Rossi llegó como escolta y Canapino completó el podio.

El piloto mendocino se adjudicó la final.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 30/09/2018 16:29
PUBLICIDAD

Un representante de Dodge se llevó el trofeo “Juan Marcos Angelini” y es un mimo al alma de todos los que se acongojaron con la triste noticia de la semana pasada. Julián Santero fue el vencedor en el circuito de La Pedrera, cita de la undécima fecha de la temporada y primera de la Copa de Oro.

En la partida, Santero intentó pegar el sorpasso antes de la primera variante, pero Matías Rossi (Ford) se mantuvo al frente aunque con el mendocino pegado a la cola del Ford. Detrás se ubicaron Agustín Canapino (Chevrolet), Mariano Werner (Ford), Sergio Alaux (Chevrolet) y Emiliano Spataro (Torino) en las seis primeras posiciones.

En la segunda vuelta se produjo el primer golpe de escena de la competencia, cuando Guillermo Ortelli se retrasó en el pelotón por un inconveniente en la selectora de la caja de velocidades del Chevrolet.

Adelante, en tanto, Santero comenzó a presionar a Rossi en todos los sectores con un Dodge visualmente más veloz que el Ford. Esto generó que Canapino, Werner y Alaux se acercaran y las cinco máquinas transiten en apenas algunos metros de distancia.

Recién en el octavo giro pudo Santero dar cuenta de Rossi en la curva uno, cuando se mostró por afuera en la recta y le realizó “la tijera” en la variante. De a poco, el cuyano comenzó a hacerles una ventaja al resto y, detrás, Canapino empezó a atosigar al de Del Viso hasta que la competencia se interrumpió la carrera por el choque de Moriatis y los demás implicados.

En el relanzamiento, Santero se despegó de Rossi y éste de Canapino, quien padeció la presión de Werner en los primeros metros. Pero dos giros después, el entrerriano se pasó en un frenaje y perdió el cuarto puesto con Alaux.

Así quedó el auto de Moriatis tras el accidente. (Imagen TV)

Con el correr de las rondas, el mendocino hizo una diferencia en la punta de la prueba y Rossi se retrasó, por lo que Canapino se pegó a la cola del Ford, con Alaux a pocos metros. Pero en las últimas vueltas, el Misil se pudo escapar del asedio del arrecifeño y se aseguró el segundo puesto, algo que lo ubica en lo más alto de la Copa de Oro con 52 puntos, seguido por Canapino con 47.

La próxima fecha de la máxima división del automovilismo argentino será dentro de dos semanas, en el autódromo de Toay, La Pampa.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR