X

Debutó la banda de flotación y el dólar mayorista bajó casi $2

El nuevo sistema cambiario comenzó con retroceso del tipo de cambio mayorista de $1,75, que se aceleró pasado el mediodía hasta perforar los $40. El Banco Central licitó Leliq entre los bancos y convalidó una tasa de más de 67% para absorber dinero.

por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 01/10/2018 22:14
PUBLICIDAD

El dólar mayorista retrocedió este lunes $1,75 en el mercado mayorista y cerró en $39,55 para la venta, en el primer día del régimen de flotación entre bandas que inauguró el Banco Central (BCRA).

El tipo de cambio mayorista profundizó su caída pasado el mediodía, luego de que el BCRA anunciara una licitación de Letras de Liquidez (Leliq) por $60.000 millones. Con esos instrumentos, la autoridad monetaria busca absorber pesos del mercado para evitar que se pasen al dólar.

Antes de las 15, operadores informaron que la autoridad monetaria colocó Leliq (letras a siete días de plazo) entre bancos por $71.060 millones, a una tasa promedio del 67,175 por ciento y un rendimiento máximo del 71,999 por ciento anual, de acuerdo con Reuters.

La divisa mayorista comenzó la rueda en torno a los 41 pesos para la venta, con una caída de entre 25 y 30 centavos desde el viernes. Paulatinamente se fue alejando del techo de 44 pesos que impuso el BCRA, y que actualizará a diario. Pasado el mediodía, perforó los 40 pesos y luego de la licitación de Letras, cerró en $39,55.

La autoridad monetaria sostuvo que, con el nuevo régimen, intervendrá con subastas por hasta u$s150 millones cuando la divisa pase ese precio máximo. Ese techo se ajustará diariamente a una tasa del 3 por ciento mensual hasta fin de año.

El tipo de cambio oficial del Banco Nación se vendió al público a $40,50, con una baja de 1,60 pesos desde el cierre del viernes.

El dólar cerró la semana pasada a un precio promedio de $41,88, aunque en el Banco Nación llegó a $42,10 para la venta.

Hacia las 13 del lunes, la divisa se vendía a $41,38 en los bancos, de acuerdo con el promedio de cotizaciones del BCRA.

Con la nueva “tablita”, el BCRA de Guido Sandleris espera controlar la alta volatilidad del tipo de cambio. Pero la política monetaria tendrá un ingrediente aun más importante: el Central impedirá el crecimiento de la base monetaria hasta junio de 2019 y solo creará dinero en diciembre, cuando sea el momento de pagar aguinaldos.

Como la emisión de pesos se restringirá, la tasa de interés pasará a definirse en el mercado, en función de la demanda de dinero. Si hay más demanda, la tasa subirá. La tasa de la Leliq, el instrumento de corto plazo que reemplazó a la Lebac como referencia, subió el viernes a 65 por ciento anual.

“Si no hay emisión de pesos, no hay pesos con los que comprar los dólares”, dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el sábado en radio Mitre.

Sandleris, en tanto, reforzó esa intención oficial de contener el tipo de cambio en una entrevista con La Nación: “Ni loco compraría (dólares) en este momento”.

Sandleris recibió a las 9 de este lunes a banqueros, titulares de fondos de inversión y presidentes de sociedades de Bolsa para explicarles la nueva política monetaria.

El Banco Central, además, subió encajes bancarios (para quitar dinero de circulación) y flexibilizó normas de plazos fijos: los bancos ahora podrán pagar intereses mensuales en los depósitos a más de 30 días de plazo y no deben esperar hasta el final del período. De esa manera, intenta contener la cantidad de pesos que pueden irse al tipo de cambio.

Según analistas, el mercado de cambios afrontará días de volatilidad, al menos hasta que el nuevo sistema se acomode. Sin oferta de dólares de privados (la cosecha de trigo comenzará a liquidarse recién en diciembre), el único oferente sería el Tesoro, que debe cambiar dólares por pesos para afrontar sus gastos. Para eso, debe recibir la primera parte de los u$s13.400 millones que enviará el FMI como parte del nuevo acuerdo. La expectativa oficial es que el dinero esté disponible a mediados de mes.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR