X

Crimen de la chica trans puntana: el sospechoso irá a juicio por femicidio

Azul Montoro, oriunda de Villa Mercedes, fue asesinada de al menos 18 puñaladas.

Azul Montoro fue asesinada en una casa del centro de Córdoba.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 02/10/2018 22:04
PUBLICIDAD

El caso por el crimen de la chica trans puntana tuvo una novedad este martes. El acusado, Fabián Alejandro Casiva, irá a juicio por femicidio.

De mantenerse firme la figura en su contra, y de ser condenado, le cabe la máxima pena: la perpetua (35 años de cárcel).

Montoro, de 24 años, recibió múltiples puñaladas y diversos golpes en una vivienda ubicada en el Centro de Córdoba. Sucedió el 18 de octubre de 2017 a la madrugada.

Según publicó La Voz del Interior, hoy se dio a conocer una nueva pericia psiquiátrica que determinó que Casiva es imputable, es decir, comprendió la criminalidad de los actos.

El punto no es menor porque a fines del año pasado, una anterior pericia psiquiátrica (realizada por la perito Marcela Scaraffía) había resuelto que era absolutamente inimputable y, por consiguiente, no podía ser sometido a un juicio.

De hecho, Casiva fue enviado al ala psiquiátrica del Hospital Aurelio Crespo, de la ciudad de Cruz del Eje, al norte de esa provincia.

Casiva, el único sospechoso del crimen, irá a juicio por femicidio.

El fiscal a cargo de la causa, Guillermo González, no se mostró convencido en su momento con lo resuelto por la perito Scaraffía y dispuso que el acusado sea sometido a una nueva serie de estudios, los cuales demandaron más tiempo.

Finalmente, la nueva pericia (que lleva la firma de los profesionales Pablo Duje y Diego Cardo) terminó dando un giro de 180 grados y resolvieron que Casiva fue plenamente consciente cuando supuestamente tomó el cuchillo aquella madrugada.

El instructor está plenamente convencido de que el acusado planeó el crimen y, al verse cercado, habría fingido un brote psicótico vinculado al consumo de drogas.

“Fue consciente de todo lo que pasó. Planeó el ataque y lo ejecutó. Escondió el cuchillo homicida y el celular robado. Además, obligó mediante amenazas a familiares a lavarle la ropa”, indicó el fiscal.

¿Qué sucedió?

Aquella madrugada, según la causa, Casiva llegó a la zona del Mercado Norte para tener relaciones sexuales pagas. Así fue que, tras mucho dar vueltas, habló con Azul y ella lo llevó hasta una casa ubicada en la calle Rincón al 100.

En esas circunstancias, la joven trans fue salvajemente atacada. Su mascota, una perrita, también fue apuñalada.

Casiva fue detenido cuando fue a internarse al Neuro de barrio Juniors. Tenía pastillas en el jean.

El fiscal puntualizó que si bien víctima y acusado no eran pareja, “fue femicidio”. El imputado habría matado a Azul “por su condición de mujer” y resaltó que “el crimen está sumido en un contexto general de violencia de género”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR