X

Buscan prohibir “el roce” en los colectivos de Villa Mercedes

A través de un proyecto de ordenanza se propone proteger a los usuarios, que muchas veces ven vulnerados sus cuerpos. Además promueve un cambio cultural para extinguir la naturalización de la violencia de género.

De aprobarse se profundizará la concientización mediante la publicación de carteles y slogans en las unidades de transporte público.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 05/10/2018 03:51
PUBLICIDAD

La concejal del bloque Avanzar y Cambiemos por San Luis, Ivana Ricca, presentó la iniciativa que quedó en manos de la comisión de Transporte. La prohibición del roce en los micros villamercedinos surgió tras una serie de encuentros con mujeres que advirtieron la realidad que enfrentan día a día.

Particularmente en los horarios pico muchos hombres suelen aprovechar el tumulto de personas y “apoyan” a las mujeres. Las denuncias sobre estos comportamientos se dan con mayor frecuencia y desde esa perspectiva surgió la necesidad de organizar al espacio físico del colectivo, permitiendo la prevención este tipo de acciones.

Asimismo no está enfocado únicamente hacia la mujer, sino que contempla “a todos”, gays, lesbianas, personas trans y niños. En el caso particular de los pequeños se tuvo en consideración un caso de exhibicionismo que se dio en una línea urbana, donde un adulto mostró sus partes íntimas a un menor.

“Ha sido polémico (el proyecto). El objetivo es regular este espacio para que aquellos que cometen estas faltas entiendan que ningún cuerpo puede ser tocado si el otro no lo permite”, sostuvo Ricca en diálogo con elchorrillero.com.

Otro de los objetivos es el cambio cultural. “Esto tiene que ver con los valores, muchas veces estas situaciones se han tenido en cuenta como algo gracioso, quien lo hace suele apreciarse como un vivo, cuando en realidad no es así”, añadió.

De aprobarse se profundizará la concientización mediante la publicación de carteles y slogans en las unidades de transporte público, que traten de modificar la idiosincrasia en torno a los derechos del otro.

Ricca explicó que si bien no hay estadísticas en la provincia que arrojen datos concretos, en base a las consultas en Comisaría del Menor y las presentaciones ante el programa Ni Una Menos se puede afirmar que se dan situaciones de roce en la actualidad.

Lo cierto es que por el momento no hay posibilidades de saber si existen más casos, o se trata de un empoderamiento de la mujer que se anima a denunciar y hablar de sucesos que se vivencian desde hace años.

“Se trata de un cambio en la mentalidad. Muchas veces si la mujer usa pollera corta está la mala idea de que es para que la miren. No es así, no se puede rosar, no se puede tocar, me visto así porque me gusta no para que otro me toque”, reflexionó.

Por último manifestó que aún “falta mucho por hacer”, pero aseguró que la visibilización de los problemas es un indicio para que la gente comience a sensibilizarse y respete los derechos del otro.

“Seguimos trabajando, estoy en la presidencia de Género y Comunidad del Concejo Deliberante y el objetivo es trabajar desde lo social, sobre aquellas personas que presentan más vulnerabilidades”, concluyó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR