X

Piden informes por “irregularidades” en la Dirección Provincial de Minería

Se trata de un pedido de informe del diputado Juan Manuel Rigau impulsado a raíz de una serie de denuncias de mineros, quienes advierten anomalías en la gestión.

Dana de Biasio
El pedido refleja inquietudes de los departamentos San Martín, Pringles y Chacabuco, región que presenta “distintas complicaciones” a la hora de la producción.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 10/10/2018 00:09
PUBLICIDAD

Los ejes que trazan la incógnita de los productores y trabajadores mineros son amplios pero todos confluyen en la necesidad de adentrarse en los procesos de gestión de los trámites cotidianos, donde advierten dilaciones.

El pedido refleja inquietudes de los departamentos San Martín, Pringles y Chacabuco, región que presenta “distintas complicaciones” a la hora de la producción.

Una de las más recientes se relaciona a la falta de explotación de las canteras de mármol ónix de La Toma, donde al menos 60 talleres de un promedio de cuatro empleados cada uno, esperan una nueva extracción desde hace aproximadamente ocho meses.

Los distintos obstáculos que encuentran los mineros fueron la motivación para la diagramación del pedido de informe, que además busca establecer la cantidad de expedientes pendientes que posee la dirección de Minería, la cantidad de vehículos y la cantidad de técnicos e inspectores afectados a la función de Policía minera.

Además se requirió información sobre re la última actualización de catastro minero, el motivo por el cual la guía de tránsito de minerales y rocas de aplicación tiene un vencimiento de 30 días, y propone determinar la demora existente en la secretaría provincial de Minería desde el momento en que se requieren las guías de tránsito de minerales hasta su entrega.

“Los propios mineros y trabajadores de la piedra ven con cierta falencia el trabajo de la dirección de Minería con respecto a las demoras que poseen para hacer cualquier tipo de trámite y lo que sucede con la inspección, donde no poseen claridad del desenvolvimiento ni de las normativas”, explicó Rigau en diálogo con elchorrillero.com.

Para el legislador el sector debe entenderse como una de las fuentes productivas “más importantes”, de hecho sostuvo que al hablar de la tema hay que tener en cuenta su historia dado que es una actividad tradicional que se ha explayado en las zonas serranas, donde se ha buscado oro (en la época colonial), sal, calizas, wólfram, chelitas, mármol ónix, lajas y material para la construcción.

Desde un análisis general infiere que estas dificultades “terminan complicando al minero más chico”, fundamentalmente a la hora de hacer una guía de traslado por ejemplo donde debe pagar un gestor que realice el trámite correspondiente y “después no tiene resolución”.

Otra de las circunstancias más resonantes se refiere al hecho de emprender una mina vacante, en este sentido suelen quedar minas sin explotar por “desidias administrativas”. Estas podrían desarrollarse y generar producción, pero finalmente se termina perdiendo por las instancias administrativas.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR