X

Investigan al intendente de Río Grande por pedir favores sexuales a cambio de trabajo

Melella, del partido kirchnerista Forja, anunció además que se defenderá de las acusaciones “en la Justicia”.

Gustavo Melella, atribuyó este domingo a una "campaña sucia" las denuncias que lo vinculan con el pedido de favores sexuales a hombres indigentes a cambio de empleo.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/10/2018 23:04
PUBLICIDAD

El intendente de la ciudad fueguina de Río Grande, Gustavo Melella, atribuyó este domingo a una “campaña sucia” las denuncias que lo vinculan con el pedido de favores sexuales a hombres indigentes a cambio de empleo.

Mediante sus perfiles en las redes sociales Facebook y Twitter, el intendente riograndense difundió mensajes en los que se pone a “total disposición” de las autoridades judiciales y considera que el caso “lanza la campaña electoral en Tierra del Fuego”.

“Al peor estilo de la isla. Haciendo campaña sucia en lugar de discutir ideas para mejorar la vida de los fueguinos”, afirmó Melella, quien será candidato a gobernador en las elecciones de 2019.

También remarcó que tras siete años de mandato al frente del municipio de Río Grande y de haber sido reelecto con más del 50% de los votos, “nunca” fue procesado “ni mucho menos condenado”.

“En todas las encuestas aparezco con una amplia ventaja sobre cualquier otro candidato. En algunas duplico la intención de voto sobre el segundo. Ese es el verdadero motivo de estos ataques”, aseguró.

“Por eso se montó esta campaña que implica una inversión millonaria al solo efecto de desprestigiarme”, aseguró Melella en aparente referencia a la gobernadora fueguina, Rosana Bertone (PJ), quien aspira a la reelección.

Según el intendente, la “campaña sucia” se basa en “prejuicios, discriminación y cuestiones de la vida privada”.

“No importa si uno gobernó bien; si trajo bienestar a su comunidad; si solucionó el problema del agua potable para los próximos 30 años; si gestiona con equilibrio fiscal; si discute salarios en paritarias libres; si en su municipio no hay huelgas; si hizo obras de excelencia como el Centro de Rehabilitación Mamá Margarita (…), puntualizó.

“No importa si uno llevó agua potable, cloacas, iluminación y pavimento a los barrios más humildes; si renovó por completo el sistema de colectivos; si defiende permanentemente el trabajo de los fueguinos”, enumeró el intendente en su descargo.

Admitió que los dirigentes están “expuestos a estas situaciones”, e insistió en que estará “a disposición” de la Justicia mientras sigue “gestionando para que toda la comunidad de Río Grande y Tierra del Fuego, viva mejor”.

Uno de los dirigentes kirchneristas que salió en defensa de Melella fue Luis D´Elía, quien en su cuenta de Twitter repudió la “miserable operación de prensa hecha por la gobernadora Bertone”.

D´Elía denunció además “la compra de testigos falsos” para acusar al intendente de “corrupción y violación, persiguiéndolo por su condición sexual”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR