X

Quién es Luis Carzoglio, el juez que rechazó detener a Pablo Moyano y denunció “carpetazos”

El magistrado dijo en una conferencia que recibió aprietes, amenazas y habló de “campaña mediática”.

TN
El juez está en funciones desde el año 2007.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 16/10/2018 22:45
PUBLICIDAD

Su figura no era tan conocida hasta que le tocó actuar en una causa sobre uno de los dirigentes sindicales más importantes de la Argentina. La decisión del juez Luis Carzoglio de no aceptar el pedido del fiscal Sebastián Scalera para detener a Pablo Moyano acusado de corrupción en Independiente lo puso en primer plano, consignó TN.

Carzoglio llegó a juez en 2007 con apoyo del exintendente de Avellaneda, Baldomero “Cacho” Álvarez de Olivera. Más allá de su formación judicial, al magistrado se lo conoce por su militancia política dentro del Justicialismo y por haber ocupado años antes de ser magistrado el cargo de director del Cementerio de Avellaneda.

Es hincha de Independiente, un dato que toma relevancia porque está al frente de las causas de los abusos en ese club y de la asociación ilícita vinculada con los dirigentes y los barras.

Su devenir judicial tiene algunas perlas negras. Tiene pendiente un pedido de indagatoria desde 2014 por una vieja causa en la que se lo acusa de falsificar un documento público. Una persona aparece en una declaración cuando nunca se había presentado.

Según informó La Nación, el fiscal Scalera solicitó la aplicación del artículo 300 del Código Procesal Penal bonaerense, para que se forme el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios bonaerenses, una medida previa al juicio político.

Además, hay otros hechos en donde se investiga mal desempeño por problemas de indisciplina contra el magistrado. Uno de ellos tiene que ver con que se sospecha que Carzoglio le daba libertad a detenidos que no estaban a su disposición, sino que dependían de otros jueces. El otro, en el que se investiga violencia laboral.

“No me van a correr con un carpetazo”

Carzoglio rompió el silencio el martes y acusó a la fiscalía por haber anticipado a los medios su decisión. En la conferencia de prensa, el juez aseguró: “No me van a correr con carpetazos. Voy a resistir la campaña mediática en mi contra con la que buscaron afectar mi imparcialidad”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR