X

Familiares maternos y allegados le dieron el último adiós a Sheila Ayala

Los restos de la niña fueron sepultados en el Cementerio de San Miguel; la bisabuela de la niña pidió a los familiares paternos que “ni se arrimen”, luego de la confesión del crimen por parte de los tíos de la víctima.

Los restos de la niña asesinada fueron sepultados por la mañana, en el Cementerio de San Miguel.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 20/10/2018 13:00
PUBLICIDAD

La pequeña Sheila Ayala, que fue velada el viernes en el medio de una profunda conmoción tras conocerse la noticia de su asesinato y posterior confesión por parte de sus tíos, fue despedida por última vez este sábado.

Los restos de la niña de 10 años asesinada fueron sepultados por la mañana, en el Cementerio de San Miguel.

En el cementerio, efectivos de la Policía Bonaerense montaron un operativo preventivo de seguridad, informó diario Popular.

En un clima de mucha tristeza, pero también de mucha tensión entre los familiares, dado que la acusada es la hermana del padre de la nena, la bisabuela de la víctima aseveró: “Ni los animales hacen eso. Son hienas, malas personas, no sé qué decir”.

La mujer, quien es la abuela de la madre de Sheila, informó que el velorio se realizó a cajón cerrado y aseveró que no quieren tener ninguna clase de contacto con el padre de la chica. “No la cuidó y ahora va a venir a llorarla, van a ir todos presos”, lanzó a la par que pidió a los familiares paternos que “ni se arrimen al cementerio”.

Los restos de la niña de 10 años asesinada fueron sepultados por la mañana, en el Cementerio de San Miguel.

Pedido de justicia

En tanto, familiares y vecinos de Sheila marcharon el viernes para reclamar justicia por el crimen de la nena de 10 años, y exigir que “saquen” a las personas que viven en el predio donde apareció muerta la menor tras amenazar con incendiarlo.

Un grupo de habitantes de la zona se movilizó desde la casa de la familia materna de la víctima hacia el predio ubicado en la calle Maestro Ferreyra al 100, en donde fue hallada muerta Sheila. De la manifestación también participó la madre de la nena, Yanina, pero a las pocas cuadras tuvo que abandonar la marcha porque se descompensó.

“Queremos que saquen a todos de ahí. Eso es un descontrol, y si no los sacan vamos a quemar todo”, dijo una vecina visiblemente enojada ante las cámaras de televisión al hacer referencia al predio ubicado en la localidad de Trujuy del partido de San Miguel, en el que apareció este jueves el cuerpo de Sheila.

Según trascendió de dichos de los vecinos, ese predio habría pertenecido a un hombre paraguayo que lo alquilaba para fiestas, pero cuando falleció, tras varios años de estar abandonado, alrededor de medio centenar de familias lo usurparon y se instalaron en el lugar.

Los restos de la niña asesinada fueron sepultados por la mañana, en el Cementerio de San Miguel.

 

Acusaciones

“No me entra en la cabeza cómo pudo haber matado a alguien de su sangre. Nunca desconfiamos de ella. Realmente estamos muy angustiados”, señaló la mujer y advirtió: “Queremos saber por qué la mataron”.

La bisabuela de la víctima contó además que el padre de Sheila, Juan Carlos Ayala, consumía drogas y que los vecinos le contaron que la noche anterior a la desaparición de la nena hubo una riña entre niñas que se hizo por plata.

“Sabíamos que el padre se drogaba y también por lo que me comentaron en el barrio el sábado hicieron pelear a Sheila con otra nena de 10 años por plata”, relató. La bisabuela también dijo que quieren la pena máxima para los detenidos: “Pedimos que le den la pena máxima a él y que no le den ningún beneficio. Y a ella, perdón que soy evangelista, pero que se pudra en la cárcel y que le saquen los hijos”.

En tanto, otra de las vecinas que participó de la manifestación confirmó que en el predio se realizaban riñas entre niños por plata y que a menores además les hacían ejercer la prostitución.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR