X

Atentado natural contra las palmeras: el fuego arrasó con casi toda la flora de Papagayos

Estiman que se quemaron unas 3 mil hectáreas y que se perdió flora y fauna autóctona. Calculan que en dos años las plantas comenzarían a regenerarse.

El incendio fue extinguido este sábado.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 21/10/2018 23:14
PUBLICIDAD

El fuego que se originó por la caída de un rayo el jueves pasado significó un daño ambiental importante, ya que la mayor pérdida involucró las características palmeras que caracterizan a Papagayos, y los animales.

Si bien hasta la publicación de esta nota no había un estudio concreto de las dimensiones que alcanzaron las llamas, se calcula que se proyectaron a lo largo de 25 kilómetros destruyendo así aproximadamente 3 mil hectáreas.

El presidente de Bomberos Voluntarios de Papagayos, Oscar Núñez explicó en diálogo con elchorrillero.com que el principal problema se dio en que las especies de flora de la zona son altamente inflamables.

“El incendio se generó en una parte serrana que es inaccesible en vehículo, desde ahí fue bajando y al llegar a la parte más baja inició el viento, que suele alcanzar entre los 50 y 60 km. A ello se le sumó el hecho de que las palmeras son aceitosas y cuando agarran fuego explotan arrojando sus frutos a unos 50 metros, incendiando así los alrededores”, describió.

En este sentido reconoció que las consecuencias impactaron en el paisaje, la flora y la fauna. Si se tiene en cuenta que la localidad es visitada por quienes buscan conocer los paisajes con las palmeras, es un hecho que alcanzó de alguna manera a la actividad turística.

Papagayos además produce artesanías con hojas de esa planta. En este sentido se infiere que los artesanos no verán un año en su especialidad ya que suelen tener reservas que les permitirán continuar con su trabajo.

Lo cierto es que para que las palmeras se regeneren deberán pasar un tiempo. “El crecimiento de estas plantas tardará un par de años, en el caso de la gramilla se verán los primeros brotes el año que viene”, aseguró.

En concreto, Núñez comentó que para arrojar datos específicos el personal de San Luis Solidario y de la Policía efectuará un relevamiento en la zona desde esta semana. El estudio indicará la cantidad exacta de animales muertos y especies quemadas.

El incendio fue uno de los más complicados de la provincia este año, tanto por sus dimensiones como por el acceso a los focos. Para extinguirlo durante el primer día trabajaron 100 bomberos de El Fortín, El Trapiche, Villa Larca, Naschel, Concarán, Merlo, Justo Daract, Los Molles y Renca. La situación hizo que las familias de la zona fueran evacuadas.

En el segundo día se sumaron efectivos de la provincia de Córdoba y también colaboró un avión y una camioneta del Plan Nacional de Manejo del Fuego.

“El avión tuvo un rol importante porque los vehículos no podían penetrar la zona. También fue relevante la colaboración de Córdoba. Los Bomberos de esa provincia están más equipados para este tipo de hechos, eso hay que reconocerlo”, sostuvo.

El fuego se extinguió ayer alrededor de las 16, aún así esperan que llegue la época de lluvias para salir de los problemas ocasionados por la sequía.

“Los dueños de los campos estaban preocupados porque habían muerto animales, antes del incendio, por la falta de alimento. Esta zona es de un clima seco, esperamos ahora las lluvias”, concluyó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR