X

Sospechan que Sheila también le provocó lesiones de defensa a su tía

Leonela Ayala está acusada, junto a su marido, del crimen de la nena de 10 años en la localidad de San Miguel. El fiscal cree que ambos se aprovecharon de la confianza que la pequeña les tenía.

Leonela Ayala está acusada, junto a su marido, del crimen de la nena de 10 años en la localidad de San Miguel.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 23/10/2018 11:19
PUBLICIDAD

Leonela Abigail Ayala, acusada del asesinato de su sobrina Sheila Alejandra Ayala (10) en la localidad bonaerense de San Miguel, también presenta lesiones compatibles con signos de defensa de la víctima.

Por ello, el fiscal del caso solicitó que quede formalmente detenida por homicidio agravado, al igual que su marido, Fabián Ezequiel González, informaron este martes fuentes judiciales.

En su requerimiento de detención, el fiscal Gustavo Carracedo además acusó a ambos tíos de aprovecharse del “estado de indefensión” y de la “confianza” que la niña les tenía.

El titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 20 de Malvinas Argentinas presentó ayer su pedido para que la aprehensión de la tía y madrina de la víctima, Ayala (25), y de su marido, González Rojas (24), se convierta formalmente en detención.

Ahora, el juez de Garantías 3 de San Martín, Mariano Grammatico Mazzari, tiene plazo hasta las primeras cuatro horas del jueves para resolver la situación de los acusados, quienes ayer fueron trasladados a alcaidías del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

A la hora de enumerar los elementos de prueba que hay en su contra, Carracedo revela en su dictamen -al que tuvo acceso Télam- que no sólo el imputado de nacionalidad paraguaya tiene lesiones compatibles con heridas de defensa de la niña, sino que la tía también presenta marcas similares consignó diario La Voz.

“Ambos poseen lesiones traumáticas de resiente data, las que podrían tratarse de lesiones de defensa producidas por la menor al intentar en forma infructuosa defenderse ante el ataque de dos personas que la superaron en fuerza y tamaño”, señala el representante del Ministerio Público Fiscal.

El caso

Sheila desapareció el 14 de octubre alrededor de las 12 cuando fue vista por última vez jugando con amigos en el predio del barrio Trujui de San Miguel donde vivía con su padre.

Tras cuatro días de búsqueda y acusaciones cruzadas entre los padres por quién podía tener responsabilidad en la desaparición, el jueves pasado la Policía bonaerense halló el cadáver dentro de una bolsa, en un sector donde se arroja basura entre dos paredones. Fueron detenidos su tío y su tía, por el momento los únicos acusados del crimen.

La autopsia confirmó que la causa de muerte fue un estrangulamiento a lazo con un elemento que dejó un surco de ahorcadura de tres centímetros de ancho, que podría ser compatible con una sábana infantil hallada en la bolsa del cadáver.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR