X

Envían una serie de paquetes bomba a la CNN, los Clinton y Obama

Las autoridades estadounidenses han interceptado varios artefactos dirigidos a varios políticos y entidades de alto nivel, apenas dos días después de que otro fuese enviado a George Soros.

Envían artefactos explosivos a Hillary Clinton y a Barack Obama y evacuan la CNN por un paquete sospechoso.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 24/10/2018 14:08
PUBLICIDAD

Dos artefactos han sido enviados a la vivienda de la ex secretaria de Estado y candidada demócrata en las últimas elecciones, Hillary Clinton, y de su marido, el expresidente Bill Clinton, y la oficina del expresidente Barack Obama, según ha indicado el Servicio Secreto de Estados Unidos. En un comunicado, la agencia ha indicado que la mañana del miércoles ha logrado interceptar “dos paquetes sospechosos” dirigidos a “personas protegidas” por sus servicios. Además, un tercer paquete, que aparentemente contenía un explosivo, ha obligado a evacuar la oficina de la CNN en Nueva York.

Inicialmente, además, la CNN ha informado erróneamente de que un cuarto paquete dirigido a la Casa Blanca había sido interceptado en la Base de Bollings, una instalación militar en Washington D.C. por la que pasa el correo presidencial. No obstante, esto ha sido desmentido posteriormente por las autoridades gubernamentales.

El paquete dirigido a Hillary Clinton fue enviado al condado de Westchester, en Nueva York, donde la familia Clinton tiene una vivienda en Chapaqqua. Éste fue interceptado por los Servicios Secretos a última hora del martes, mientras que a primera hora de la mañana del miércoles se localizó un paquete dirigido a la residencia del expresidente Obama, interceptada por el personal de la agencia en Washington.

“Los paquetes fueron identificados inmediamente durante los procedimientos de supervisión rutinarios”, ha explicado el Servicio, confirmando que se trataba de “dispositivos potencialmente explosivos”. “Ambos fueron interceptados antes de llegar a su destino”, han matizado, subrayando que “ninguno de sus protegidos recibió el paquete”, por lo que ambos están fuera de peligro.

Esta situación tiene lugar apenas un día y medio después de que otro paquete similar apareciera en la vivienda del magnate George Soros. Un dispositivo apareció en el buzón del multimillonario, que no estaba en la vivienda en el momento de su localización. Soros es uno de los objetivos favoritos de los activistas de la derecha estadounidense.

Por su parte, los Servicios Secretos han anunciado la apertura de una investigación criminal integral y han asegurado que utilizarán “todos los recursos locales, estatales y federales disponibles” para determinar la fuente de los paquetes e identificar a los responsables de estos envíos.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR