X

Detuvieron a un votante republicano por los paquetes bomba contra figuras demócratas

Se trata de Cesar Sayoc, de 56 años, sospechado de haber enviado los paquetes bomba que podrían condenarlo a una pena de 48 años de prisión.

La persona fue identificada como Cesar Sayoc, de 56 años.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 26/10/2018 22:46
PUBLICIDAD

Las autoridades norteamericanas arrestaron a un hombre sospechado de haber enviado los paquetes bomba a dirigentes y otras personas vinculadas con el partido demócrata, confirmaron este viernes el presidente Donald Trump y el Departamento de Justicia.

La persona fue identificada como Cesar Sayoc, de 56 años, y lo arrestaron en un negocio de Plantation (Florida), 50 kilómetros al norte de Miami.

El sospechoso -votante registrado del Partido Republicano en el poder- enfrenta cinco cargos federales y podría ser condenado a una pena de 48 años de prisión, informó la agencia ANSA.

Nativo americano y miembro de la Tribu Seminole de Florida, los cinco cargos federales que enfrenta Sayoc -según anunció el secretario de Justicia, Jeff Sessions- son los siguientes: transporte interestatal de explosivo, envío ilegal de explosivos, amenazas
contra ex presidentes y otras personas, amenazas a las comunicaciones interestatales, y amenazas a oficiales federales.

Las fuentes dijeron que la persona tiene antecedentes penales, entre los que figura una amenaza de bomba.

Según la CNN, en una furgoneta secuestrada por la policía había fotos de Trump, banderas estadounidenses y un mensaje contra esa cadena de noticias.

Las autoridades usaron una huella dactilar encontrada en un sobre enviado a la representante Maxine Waters para identificar al sospechoso, dijo Wray.

Sayoc usaba sus redes sociales y sus cuentas de Twitter y Facebook para publicar mensajes pro-Trump y ataques a los demócratas.

Por su parte, el director del FBI, Christopher Wray, dijo hoy en una conferencia de prensa que en los últimos días se enviaron 13 artefactos explosivos improvisados a personas de todo el país.

Aclaró que los dispositivos tenían “aproximadamente seis pulgadas de tubería de PVC, un pequeño reloj, una batería, algunos cables y lo que se conoce como material energético, esencialmente explosivos potenciales y material que emite calor y energía a través de una reacción al calor, choque o fricción”.

Trump confirmó que “las fuerzas de seguridad aprendieron al sospechoso” de cometer la serie de envíos de paquetes bomba, y lo “mantienen bajo custodia”.

Esta mañana el presidente se había quejado de estar siendo culpado por los paquetes bomba dirigidos a algunos de sus críticos más destacados.

Hoy temprano las autoridades habían interceptado paquetes sospechosos destinados al senador por Nueva Jersey Cory Booker y al ex director de Inteligencia Nacional James Clapper, ambos fuertes críticos de Trump.

Trump felicitó en la Casa Blanca a la policía por el arresto y denunció lo que calificó como “actos terroristas”, al tiempo que hizo un llamado a la unidad nacional.

“Pido paz, amor y armonía como compatriotas”, señaló. Los comentarios contrastan con los que había efectuado ayer, cuando culpó a los medios de comunicación por el aumento de la “ira” en el país.

“Nunca debemos permitir que la violencia política eche raíces en Estados Unidos”, dijo. “Estoy comprometido a hacer todo lo que esté en mi poder como presidente para detenerlo”, agrega ANSA.

Esta mañana Trump se quejó en Twitter de que los medios de comunicación estaban ocupados informando sobre “cosas de la bomba” y no sobre política.

“A los republicanos les está yendo tan bien en la votación temprana, y en las urnas, y ahora estas cosas de ‘bombas’ ocurren y el ímpetu se ralentiza en gran medida, noticias que no hablan de política?, se quejó.

“Muy desafortunado, qué está pasando? ­Republicanos, salgan y voten!”, señaló en alusión a las elecciones de medio término del 6 de noviembre.

Los paquetes sospechosos fueron interceptados esta semana cuando eran dirigidos hacia objetivos demócratas, entre ellos la casa de la última candidata presidencial partidaria, Hillary Clinton, en Nueva York, y la del ex presidente Barack Obama, en Washington DC, además de un restaurante propiedad de Robert De Niro y la sede de la CNN en Manhattan.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: , , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR