X

La macabra confesión del primo de Estefanía: “Tuve ganas de matar”

El primo de 15 años que fue detenido por el asesinato de Estefanía Bonome, la nena de 9 años que fue encontrada sin vida este jueves con una bolsa en la cabeza en la estación de trenes de José Mármol, confesó el crimen y no mostró remordimiento: “Tuve ganas de matar”, aseguró ante el fiscal penal juvenil.

El primo de la victima de 15 años confesó el crimen y no mostró remordimiento.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 28/10/2018 11:22
PUBLICIDAD

El primo de 15 años que fue detenido por el asesinato de Estefanía Bonome, la nena de 9 años que fue encontrada sin vida este jueves con una bolsa en la cabeza en la estación de trenes de José Mármol, confesó el crimen y no mostró remordimiento: “Tuve ganas de matar”, aseguró ante el fiscal penal juvenil. El acusado hizo un pormenorizado relato de lo que pasó el jueves último, y en ningún momento mostró signos de arrepentimiento, según señaló una fuente judicial. La nena fue inhumada este sábado en medio de muestras de dolor e impotencia.

“Tuve ganas de hacer algo malo. Tuve ganas de matar”, explicó el joven detenido sobre el motivo que lo llevó a quitarle la vida a su prima de 9 años.

El detenido, inimputable por su edad, está alojado en un instituto de menores de máxima seguridad, donde será sometido a una serie de estudios  psquiátricos. Antes de cometer el crimen el joven había estado internado en una granja de rehabilitación por su adicción a las drogas.  En tanto, el informe preliminar de autopsia reveló que el cuerpo de la nena de origen gitano no presentaba signos de abuso sexual.

Último adiós. En medio de un profundo dolor, los familiares de Estefanía despidieron ayer sus restos en el cementerio de Lomas de Zamora. De acuerdo con la tradición gitana el velatorio se realizó en una carpa de la casa de la calle Erezcano, donde la nena vivía publicó Perfil.

A las 10 de la mañana de ayer, el cortejo fúnebre partió rumbo al cementerio, ubicado en Martín Rodríguez y General Hornos, pero la familia pidió que la prensa no se acercara al lugar para mantener la privacidad. El cuerpo de la niña fue hallado el jueves por la noche con una bolsa plástica en la cabeza, semidesnuda y con heridas cortantes y golpes, cerca de la estación de trenes de José Mármol. La policía llegó al lugar alertada por vecinos y encontró el cuerpo de la niña, que estaba boca abajo, semidesnuda y con una bolsa plástica que le cubría la cabeza, detallaron las fuentes consultadas.

Los médicos de la Policía Científica determinaron a primera vista que la víctima presentaba golpes y cortes en la mano derecha, en el abdomen, en una ceja y otro muy profundo en la muñeca izquierda, detallaron los voceros.

Más sobre:

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR