X

La fiscalía rechazó y archivó una denuncia del destituido presidente de Ospida Faustino Rosales

La obra social dio a conocer que la Fiscalía de primera Instancia N° 13 de Buenos Aires no hizo lugar a la presentación del dirigente de San Luis, que fue separado de la presidencia de la institución luego de ser acusado de irregularidades.

La conducción de la institución se pronunció tras conocerse la resolución de la fiscalía.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 28/10/2018 21:16
PUBLICIDAD

La Obra Social del Personal de Imprentas, Diarios y Afines (Ospida) fue notificada el 16 de octubre que la fiscalía rechazó y archivó la denuncia que radicó Faustino Rosales, luego que el consejo directivo lo destituyera de la conducción.

El dirigente puntano había sido designado por la comisión directiva de la Fatida para gestionar la obra social de los trabajadores gráficos del interior.

“(Rosales) realizó un oscuro periplo junto a otros tres responsables de filiales por distintos estamentos (políticos, empresariales y estudios jurídicos importantes y de alto costo de honorarios), tratando, primero de zafar de la denuncia que se radicó en su contra por administración fraudulenta y luego tratando de perjudicar lo más posible a la Ospida y sus filiales”, sostuvieron desde el consejo directivo nacional, el secretario general de Fatida,Héctor Schmidt y el vicepresidente a cargo de Ospida, Daniel Prestipino.

La fiscal de primera instancia en lo Penal Contravencional y de Faltas Nº 13 de la Ciudad de Buenos Aires, Andrea Scanga se pronunció en la causa.

“Prestipino (a cargo actualmente de la presidencia de la Obra Social), alegó que las razones de vedar oportunamente el ingreso de Rosales a la sede de la OSPIDA (…) respondió a una decisión tomada en forma legítima por el consejo directivo, en cuanto este fue removido de su cargo de presidente, por lo cual habiendo perdido dicho carácter, no tenía permitido el acceso a la misma”. La fiscal tuvo esta declaración y consideró que “desde el análisis típico de la conducta desarrollada por los denunciados, debe hacerse mención que Rosales no ostentaba ni la posesión, tenencia ni ningún derecho real sobre la sede de Ospida, siendo que solamente tenía acceso a la misma como integrante del consejo directivo…”.

En la resolución Scanga expuso además que “no se advierte la existencia de ninguno de los elementos normativos requeridos para perpetrar el desalojo, como así tampoco se percibe la existencia de despojo alguno…”.

La fiscal afirmó que de “ninguna manera configura ilícito penal alguno…” la acusación por “usurpación” a Schmidt; Prestipino; Pablo Merlo (secretario de Relaciones Institucionales) y Marcelo Alcobendas (secretario Gremial y de Interior).

“Quedó así demostrado de esta manera que lo que aprobó el consejo directivo de la obra social, fue separarlo del cargo a Rosales, tal lo dispone el estatuto de la Ospida, en defensa de los intereses de la obra social”, señalaron las autoridades.

Qué determinó la fiscal. “Es por todo lo expuesto que habré de disponer el archivo, toda vez que el hecho denunciado no encuadra en una conducta típica como para efectuar un reproche penal conforme la normativa traído a estudio…”, argumentó y resolvió: “archivar las presentes actuaciones Nº MPF 215810 iniciadas por orden al delito previsto y reprimido en el Art. 191 Inc. I del Código Penal en los términos del art. 199, inc. “a” del CPP”.

Tras el pronunciamiento judicial, desde el consejo directivo manifestaron: “Seguiremos trabajando como el primer día en defensa de los compañeros gráficos y sus familias, para continuar brindando servicios médicos asistenciales con normalidad tratando de ir superando día a día los graves escollos que a raíz de ésta y otras denuncias aún estanos atravesando.  Solo pedimos la comprensión y el acompañamiento necesarios ante estas circunstancias”.

“Nunca antes en la larga y fructífera trayectoria de la Fatida y de la Ospida, nadie como Rosales se atrevió a cometer tantos abusos en perjuicio de una de ellas. Muy por el contrario, más allá de las diferencias políticas o metodológicas que existió, siempre fue un ejemplo la forma en que se cuidaron los intereses, bienes y propiedades que administraron compañeros que han pasado por las conducciones nacionales”, expresaron Schmidt y Prestipino.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR