X

Sin cláusula gatillo; gremios disconformes porque Rodríguez Saá “no cumplió con la palabra”

Cinco sindicatos se pronunciaron tras el otorgamiento del bono extra para los estatales que anunció ayer el Gobierno provincial.

Los gremios cuestionaron que el gobernador Alberto Rodríguez Saá se haya inclinado por un plus en lugar de aplicar la cláusula gatillo.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 06/11/2018 20:29
PUBLICIDAD

El Frente Gremial Docente, integrados por Sadop, Amet y Utep, los Judiciales y el SIEP (empleados públicos) cuestionaron que el gobernador Alberto Rodríguez Saá se haya inclinado por un plus en lugar de aplicar la cláusula gatillo.

Consideraron que el bono “distorsiona el salario” y que es “una burla”. En ese contexto plantean que no repercutirá en el aguinaldo.

Sadop consideró que los bonos anunciados por el gobernador “distorsionan aún más el salario docente”.

En la misma línea se había expresado AMET. “No estamos de acuerdo”, expresó momentos después de la oficialización de un bono para los estatales.

Borjas Orozco (AMET).

“El gobernador de la Provincia de San Luis, (una vez más) no cumplió lo que prometió en los primeros días del mes de septiembre, al comunicar, en algunos anuncios, que aplicaría la cláusula gatillo para acompañar el incremento de los sueldos al de la inflación”, escribió en un comunicado el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop).

Pablo Giménez (SADOP).

En la declaración que se difundió esta mañana, se expresa que los dos bonos de $1000, “uno a cobrarse en noviembre y el otro en diciembre, hasta el mes de marzo, distorsionan aún más el salario docente, que quedaría compuesto por un básico que representa el 30% del sueldo total y las cifras no remunerativas, representan el 42% del mismo”.

Consideraron también que “este tipo de aumentos genera futuros jubilados docentes que en poco tiempo se convertirían en pobres y, por qué no, en indigentes”.

Puntualizaron así que “como la única verdad es la realidad”, el gremio considera que los docentes están “muy lejos de la Justicia Social que tanto se pregona en nuestra querida provincia”.

“A los jóvenes docentes, que han iniciado el ejercicio de su vocación bajo este régimen, tenemos el deber de explicarles y acompañarlos para que, juntos, exijamos y transformemos esta situación, porque no es lo que corresponde, porque no es lo que merecemos”, expuso.

A la hora de expresar su opinión, la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) encendió una alarma: “AMET San Luis no asegura el inicio de clases”.

En el pronunciamiento también hicieron hincapié sobre los dichos del gobernador en el que estableció que recién en marzo del 2019 se hablará de un nuevo aumento.

Respecto a esta noticia pusieron en duda el inicio del ciclo lectivo del año que viene: “AMET San Luis no asegura el inicio de clases”.

“AMET San Luis no está para nada de acuerdo con el anuncio de aumento del gobernador Rodríguez Saá de $1000 para el viernes 9 del corriente mes y $1000 para el mes de noviembre, ambas cidras en negro”, aseguró el gremio en un comunicado que difundió por las redes sociales.

Se lamentó de que nada se haya dicho, “lamentablemente”, sobre la cláusula gatillo, aunque Rodríguez Saá ya lo había hecho en marzo “cuando anunció un aumento del 21%”.

Junto a la Unión de Trabajadores de la Educación Pública (UTEP) había solicitado una reunión con el Gobierno para hablar sobre el tema y proponer una suba del 26% dividido en dos partes. Todavía no lo lograron.

“Estamos en estado de alerta y a la espera de que se recapacite y se cumpla con la palabra”, así se expidieron desde el gremio tras conocer que no se activará la cláusula gatillo.

Por su parte, el secretario general de UTEP, Ernesto Blarasín también expresó la disconformidad del sector. “Pasar de la promesa de una cláusula gatillo desde marzo a un bono, un monto en negro, es una burla”, consideró.

Ernesto Blarasín (UTEP).

“Este bono termina siendo un monto fijo totalmente en negro. Ni siquiera lo vamos a ver reflejado en el aguinaldo”, añadió en declaraciones a la prensa.

El Sindicato Judiciales Puntanos también salió al cruce esta mañana ante el anuncio. “Le había puesto unas fichas al gobernador, pero fue un baldazo de agua fría para los 23 mil empleados de la provincia, no tengo dudas de que están todos disconformes porque son sumas en negro que no van a la jubilación”, destacó el secretario de finanzas, Alejandro Alcaraz.

“Todos aspiramos a cobrar un poco más y llegar a una buena jubilación, y este anuncio fue mediocre, feo. Nosotros seguimos esperábamos una cláusula gatillo, que él mismo prometió. Esto no equipara los suelos al ritmo de la inflación”, añadió.

Inclusive el Secretario General del Sindicato de Empleados Públicos (SIEP), Rubén Nemzoff se expresó al respecto. “Lo único que tenemos es el anuncio que se hizo. Evidentemente quedó en el olvido la cláusula gatillo”, declaró a la hora de hacer un análisis.

Rubén Nemsoff (SIEP).

“Estos anuncios han sido unilaterales, no fueron comunicados previamente, solo para conformar el presupuesto se invitó a los intendentes. Y con respeto a esta suma no se convocó a las entidades gremiales para decirnos qué podían y que no. Pero bienvenido sea lo que llegue al bolsillo del trabajador, aunque no es insuficiente y hay un desfasaje en las asignaciones familiares que hace dos años que no se ajustan”, sostuvo esta mañana en diálogo con el programa Agenda Abierta que conduce Nino Romero por Radio Dimensión.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR