X

“Este bono es insuficiente; los empleados públicos están por debajo del índice de pobreza”

Así lo señaló el secretario general del Sindicato de Empleados Públicos, Rubén Nemzoff después que el Estado anunciara un bono para los estatales.

AMET Se lamentó de que Rodríguez Saá nada dijo sobre la cláusula gatillo, de la que sí había hecho mención en marzo “cuando anunció un aumento del 21%”.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 12/11/2018 11:22
PUBLICIDAD

Consideró que la suma era “absolutamente insuficiente” y que el gremio iniciará el reclamo para que el Gobierno que “aplique lo que anunció y que vaya al sueldo”.

“Lo único que tenemos es el anuncio que se hizo. Evidentemente quedó en el olvido la cláusula gatillo”, expresó el mismo día que otros cuatro gremios mostraron su disconformidad porque Alberto Rodríguez Saá “no había cumplido con su palabra”.

Nemzoff añadió que no solo ese es el problema: “Hay un desfasaje en las asignaciones, que hace dos años que no se ajustan”. También que “no hay paritarias ni consenso”. Recordó que son alrededor de 23 mil los empleados públicos distribuidos en diferentes sectores del Estado, sin tener en cuenta en ese total los beneficiarios de planes sociales que superan los 70 mil.

“Estos anuncios han sido unilaterales, no fueron comunicados previamente, solo para conformar el presupuesto se invitó a los intendentes. Y con respeto a esta suma no se convocó a las entidades gremiales para decirnos qué podían y que no. Pero bienvenido sea lo que llegue al bolsillo del trabajador, aunque no es insuficiente y hay un desfasaje en las asignaciones familiares que hace dos años que no se ajustan”, sostuvo.

En la línea de las preocupaciones también indicó que los trabajadores del Estado “están por debajo del salario mínimo, vital y móvil”, y alertó que “ni si siquiera se mantiene lo que fue el año pasado de que nadie cobre por debajo de la línea de la pobreza”.

“Hoy todos los empleados que están en la categoría F, están por debajo de eso y si siquiera compensamos para llegar a cubrir con ese monto; estamos siendo pobres”, añadió Nemzoff en declaraciones que realizó al programa Agenda Abierta que conduce Nino Romero por Radio Dimensión.

Criticó que el Gobierno “no actúa haciendo por lo menos una mesa de negociación o paritarias, y tener así un criterio democrático de recibir a las entidades gremiales”.

También puntualizó que se pedirá “la aplicación de lo que se anunció y que vaya al sueldo”, dado que el bono significa una cifra que “no va a impactar en el aguinaldo, es totalmente insuficiente”.

Otra cuestión, según indicó, que el Gobierno “no respondió ni atendió” fue el pedido para que los empleados estatales también puedan acceder a créditos, como lo hicieron los comerciantes de la provincia.

“Lo pedimos para que el empleado que tiene la necesidad pueda acceder a créditos más baratos, sin tantos intereses, como se hacía en su momento desde la Caja Social. Así el Estado tiene la certeza de recuperar el dinero porque se haría descuento desde el recibo de sueldo, pero esto no ha sido contemplado”, expuso.

El día después que Rodríguez Saá anunciara el bono, los sindicatos salieron al choque porque así el mandatario provincial dejó atrás la promesa de aumentos y cláusula gatillo. Así consideraron que el bono “distorsiona el salario” y que es “una burla”, dado que el dinero no repercutirá en el aguinaldo.

“El gobernador de la Provincia de San Luis, (una vez más) no cumplió lo que prometió en los primeros días del mes de septiembre, al comunicar, en algunos anuncios, que aplicaría la cláusula gatillo para acompañar el incremento de los sueldos al de la inflación”, se pronunció el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), y bajo el mismo tenor lo hicieron los otros gremios docentes.

AMET se lamentó de que Rodríguez Saá nada dijo sobre la cláusula gatillo, de la que sí había hecho mención en marzo “cuando anunció un aumento del 21%”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR