X

La nueva ley de alquileres sería uno de los temas principales de la próxima sesión

La iniciativa legislativa se debatirá el miércoles 21 de noviembre, mientras se ultiman los últimos detalles del texto para llegar a mayores consensos con la oposición.

Algunos de los ejes del proyecto, que busca bajar los costos para los inquilinos, apuntan a extender los contratos a tres años y que los alquileres se actualicen cada seis meses en base a un promedio de salarios e inflación.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/11/2018 16:35
PUBLICIDAD

Según fuentes parlamentarias, entre los cambios posibles se analiza aún la posibilidad de modificar el tema de las comisiones y no se descarta que se pueda plantear que el pago de ese concepto sea “compartido” entre propietarios e inquilinos y no que quede a cargo solo de los primeros (como establecía el texto original) lo que constituía uno de los principales cuestionamientos al proyecto.

Algunos de los ejes del proyecto, que busca bajar los costos para los inquilinos, apuntan a extender los contratos a tres años y que los alquileres se actualicen cada seis meses en base a un promedio de salarios e inflación.

El presidente de la comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados, Daniel Lipovetzky, confió en que el próximo miércoles se pueda “empezar a saldar una deuda con los más de 7 millones de argentinos que alquilan y necesitan una ley de alquileres que apunte sobre todo a bajar los costos que tienen los inquilinos al firmar el contrato de alquiler y a dar certeza a las dos partes a los fines de evitar abusos”.

En declaraciones a Télam, Lipovetzky adelantó que “estamos terminando de consensuar un proyecto equilibrado que no fija precios, pero sí establece pautas claras respecto de la actualización del valor del alquiler, las garantías, el depósito y la responsabilidad en el pago de las comisiones inmobiliarias, expensas extraordinarias y las reparaciones en el inmueble”.

El texto buscará contemplar de esta manera las disidencias parciales que tuvo el dictamen de comisión el pasado 16 de octubre, así como las opiniones de las asociaciones de inquilinos y de inmobiliarias.

Otro de los cambios es el que busca “corregir” el tope estipulado en el dictamen a partir del cual los alquileres quedan exentos de ajustarse a esta ley.

Si bien en el proyecto original ese valor mensual se estimó por encima de las 3.000 UVA (unos $83.000), la intención del oficialismo es bajar ese piso, y que los alquileres mensuales que queden por encima puedan pactarse por un plazo más corto que el de 3 años, establecido en el texto.

Se busca además “consensuar” una morigeración de los instrumentos de garantía que servirán al inquilino para ingresar a una propiedad, y que incorporaría la posibilidad de que el propietario pueda optar entre dos alternativas de garantías propuestas por los inquilinos, y no cinco, como establecía el dictamen original.

No obstante, se mantendrá en la iniciativa el mecanismo de actualización semestral para los contratos de alquileres con un valor que resultará de un promedio entre la inflación (IPC) y el Coeficiente de Variación Salarial (CVS), medidos por el Indec.

La intención del oficialismo es, de todos modos, seguir puliendo el texto antes del miércoles para que llegue al recinto con mayores respaldos, y girarlo luego al Senado -que deberá avalar o rechazar los cambios al proyecto aprobado por la Cámara alta en 2016- para que lo pueda convertir en ley antes de fin de año.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR