X

“Lo voy a recordar como el hijo que siempre fue”; tristeza infinita de la mamá de Fabricio Alcaraz

Horas después que la Armada confirmara el hallazgo del Ara San Juan, desde su casa de El Volcán Susana Coria sabe que no se “olvidará fácilmente todo lo que pasó”.

Susana Coria junto a su hijo, un héroe puntano.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 17/11/2018 13:05
PUBLICIDAD

Susana Coria lleva el dolor como puede y no le salen las palabras. Esta mañana, en diálogo con elchorrillero.com contó que a las 0:50 de este sábado les llegó la noticia oficial que después el Gobierno ofreció a los medios de comunicación.

“Lamentablemente es así; era muy difícil tener esperanzas después de un año”, aseguró la mamá de Fabricio Alcaraz, uno de los 44 tripulantes que ya no volverá; que se quedó para siempre en el mar.

Unas horas después de llegar de Mar del Plata, donde el miércoles se realizó el acto de homenaje al cumplirse un año de la desaparición del buque, Susana Coria recibió la comunicación oficial: “era positivo” el hallazgo a unos 900 metros de profundidad. “Llevo 24 horas sin dormir, ahora quiero descansar. Estoy acompañada por todos, gracias por recordarlo siempre”, remarcó.

A partir de ahora comenzará una nueva historia, y como el resto, la familia Alcaraz está a la espera de las respuestas que la Armada tenga para darles. “Saber qué pasó”, es lo que ahora podría responderse. La incertidumbre ahora es saber si podrán llevar a tierra la nave que hundió, por ahora, de una manera inexplicable.

“Lo voy a recordar como el hijo que siempre fue, y como mejor persona”, concluyó la mamá del marinero.

La desaparición del submarino tuvo en oración a San Luis, porque adentro viajaba un puntano. Era de El Volcán y siempre volvía para visitar a su familia y sus amigos. Era maquinista y habló con su madre cuando estaba por finalizar la misión. Le dijo que estaba volviendo, pero se quedó en lo más profundo del mar.

Este sábado, la confirmación del hallazgo después de un año fue la noticia más importante. Al Ara San Juan lo localizaron con el casco “totalmente deformado, colapsado e implosionado” y sin “aberturas de consideración”; además con partes de la hélice enterradas y restos desperdigados en un radio de 70 metros.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR