X

Ataque  a un jubilado en San Jerónimo; ahora detuvieron a uno de los tres asaltantes

La Policía confirmó que después de un allanamiento logró arrestar a uno de los implicados. Ricardo Camargo fue brutalmente golpeado en su casa cuando los ladrones entraron encapuchados y con una escopeta.

Camargo y su esposa fueron maniatados en su baño.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 18/11/2018 01:47
PUBLICIDAD

La víctima terminó en el hospital y con cuatro puntos en la cabeza. En su rostro también quedaron los golpes que le dieron, y hasta le quebraron el tabique. El hombre tiene una despensa y el modo en el que fue atacado por tres personas, hoy tiene con preocupación a los vecinos.

Lo que vivió Camargo con su esposa fue una pesadilla. Los delincuentes lo sometieron a una tortura cuando dormían: los encerraron en un baño y los ataron.

En San Jerónimo viven 780 personas, y este asalto dejó al descubierto que no es más el pueblo donde se podía vivir tranquilo. “Jamás pensé que me podía pasar esto; hay hechos de inseguridad pero nunca algo tan violento”, contó Camargo en diálogo con elchorrillero.com.

Pero también se ventilaron otras cuestiones que apuntan directamente con la Policía. El pedido de auxilio que hizo telefónicamente un vecino nunca fue respondido; eso obligó que tuviera que trasladarse hasta la dependencia. Un efectivo llegó media hora después y lo hizo caminando porque el único móvil que tienen para cuidar la localidad tenía un desperfecto.

Después, Camargo logró hacer la denuncia. El jefe de la Subcomisaría 20, el oficial principal Heraldo Torino dio detalles del asalto ante una consulta que realizó este medio. En la comunicación se limitó a decir que la víctima había recibido un golpe en la cara “con un elemento contundente” y que para “una mejor atención” había sido trasladado al Hospital San Luis. En realidad, lo que le había pasado fue de una gravedad que no tiene precedentes en el pueblo.

Las fotos que se viralizaron horas después hablan por sí solas: a Camargo lo golpearon con saña. Y en la denuncia el hombre confirmó que los ladrones le pegaron un culatazo con la escopeta doble caño en la cabeza. Ningún detalle como ese fue brindado por la Policía, sino que se conocieron recién cuando el comerciante habló con los periodistas.

Los vecinos de Camargo ya expresaron la preocupación por el crecimiento de los robos, pero una de las más importantes es la presencia de la droga. Uno de ellos contó esta semana que “las autoridades no están haciendo absolutamente nada” y que es “impresionante” cómo ingresó la droga a la localidad. Creen que es “uno de los temas más graves sin resolver”.

La Policía informó este viernes por la tarde que tras la orden de allanamiento librada por el juez Ariel Parrillis se logró la “detención de un hombre implicado en la causa”.

Así se supo que realizaron un allanamiento en un domicilio de la calle Sainz; ahí encontraron “una de las armas que participó en el hecho”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR