X

La asamblea de la UNSL rechazó la extensión del mandato del rector a cuatro años

Se mantuvo la duración del período de tres años.

Más de 110 integrantes debatieron la reforma del Estatuto Universitario.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 18/11/2018 16:44
PUBLICIDAD

El jueves se desarrolló la asamblea universitaria, órgano de gobierno más importante de la institución, en la que más de 110 integrantes debatieron una serie de temas de cara a la construcción normativa de la vida universitaria, es decir, la reforma del Estatuto Universitario.

En el transcurso de las deliberaciones que tuvieron lugar en el Palacio Municipal de los Deportes de Villa Mercedes, se trazaron definiciones sobre uno de los ejes que generaron mayor repercusión en el ámbito institucional: la duración del mandato del rector.

La gestión que encabeza Félix Nieto Quintas propuso llevar a cuatro años el mandato del rector con posibilidad a un período más en forma inmediata. Sin embargo los asambleístas no dieron lugar a la propuesta, ratificando así el actual sistema que contempla tres años con derecho a la reelección.

El secretario General de la UNSL, Ramón Gil explicó que hubo una “clara orientación” en referencia a la forma de pensar y a los criterios a la hora de mantener la extensión del período de gestión.

De este modo explicó que el término de tres años para los roles de gobierno universitario integra un paquete que alcanza al rector, a los decanos, a los directores de departamentos, y todos los consejos.

“Si uno hace un paralelismo hay una diferencia en la vida universitaria. En el caso de los alumnos la misma es muy corta, en cuanto a los docentes y no docentes puede llegar a desarrollarse mientras duren en actividad, y eso (extensión de los años de mandatos) puede ser perjudicial en la representación de los sectores”, sostuvo.

Más de 110 integrantes debatieron la reforma del Estatuto Universitario.

Por otra parte uno de los cambios sustanciales que se aprobaron fue el régimen de profesores extraordinarios (eméritos). A partir de la resolución aquellos docentes jubilados que continúan trabajando en el ámbito académico pasarán a ocupar “roles honoríficos”.

Esta condición establece que deberán trabajar ad honorem y sus cargos quedarán a disposición de las áreas correspondientes.

El tercer eje de relevancia fue la adecuación de la redacción del Estatuto Universitario a un estilo nuevo que eliminó las referencias de género. Para su elaboración se conformó una comisión específica que trabajó basándose en un manual de la Cámara de Senadores de la Nación, al cual añadieron las referencias de equidad.

“Lo considero como un gesto político de la asamblea (…) es un tema que nos atraviesa como sociedad, como comunidad universitaria y si bien estamos lejos de haberlo madurado habla a las claras que dentro de la universidad tenemos que empezar a pensar de una forma inclusiva y adaptarnos a los tiempos que corren”, expresó.

Tras el trabajo de la comisión que consensuó las pautas de redacción se elevó un dictamen a la asamblea, que finalmente se aprobó en general y se elevó al Consejo Superior para una revisión. Una vez se determine la revisión, se pondrá en vigencia el estatuto.

Por su parte el rector Félix Nieto Quitas, quien presidió la asamblea, leyó un informe referido a una sentencia judicial de la Cámara Federal de Mendoza sobre una acción emanada por el ministerio de Educación de la Nación tras las últimas modificaciones en el Estatuto Universitario del 2014.

Cuando se diagramaron las reformas se inició un proceso administrativo en el que el ministerio advirtió que la modificación no debía alterar la normativa prevista en la Ley 24.521 de Educación Superior, ya que se observó un posible inconveniente en la redacción de dos artículos (41 y 42) que hacían referencia a la adaptación del Estatuto Universitario al Convenio Colectivo de Trabajo Docente.

Este tema fue tratado por la Cámara Federal mendocina y resolvió desestimar el recurso dispuesto por el ministerio de Educación de la Nación, con lo cual lo aprobado en la asamblea del 2014 no tiene objeciones.

El evento desarrollado en Villa Mercedes configuró un hecho histórico para la universidad ya que fue la primera vez que se registra una asamblea en el Centro Universitario de Villa Mercedes.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR