X

La seguridad en Juana Koslay; hay dos patrulleros y en 9 meses cambiaron tres veces a los jefes policiales

Esos dos datos forman parte de la realidad que exhibe la Policía en la ciudad. Requieren más presencia y controles.

“Necesitamos mucha más presencia policial. Cada vez que me reuní con la Policía le faltaban recursos, y hoy tampoco los tienen”, dijo el intendente.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 22/11/2018 18:37
PUBLICIDAD

En la agenda del intendente de Juana Koslay, Jorge Videla la seguridad es uno de las políticas que obligadamente tiene que llevar adelante con el Gobierno provincial. Y es que todas las rutas que rodean la ciudad dependen de Vialidad Provincial y del Ente de Control de Rutas.

Uno de los principales problemas es la “falta de control policial” en las rutas que el fin de semana se congestionan con los miles de vehículos que regresan del circuito serrano.

Pero ese es solo un punto que Videla quiere abordar con el ministro de Seguridad, Diego González, y por eso le solicitó una audiencia esta semana. Faltan móviles policiales en la ciudad y el paso de vehículos desde la zona serrana es “descontrolado”.

Este medio intentó comunicarse hoy con el intendente pero no fue posible.

“Necesitamos mucha más presencia policial. Cada vez que me reuní con la Policía le faltaban recursos, y hoy tampoco los tienen”, aseguró Videla en declaraciones al programa Nada Secreto que conduce Mario Otero por Radio Universidad.

En esa misma línea tuvo en cuenta el gran crecimiento poblacional de la ciudad, y así fundamentó la necesidad de “un trabajo en conjunto” que permita mejorar ese aspecto.

“Con una sola comisaría estaríamos bárbaro si tuviera 4 móviles. Pero tenemos dos comisarías y cada una con un solo móvil. Tienen que cubrir hasta La Cumbre”, aseguró.

“Estamos rodeados de rutas provinciales, por lo tanto necesitamos que se refuerce con policías”, indicó el intendente.

También puntualizó que en 9 meses se reunió con tres jefes de comisarías diferentes: “Los van cambiando, entonces no se puede planificar un trabajo porque cuando quisiste ver te cambiaron el jefe de la Policía y hay que volver a trabajar en ese sentido”.

Añadió que el Municipio “sabe que debe colaborar con las acciones de seguridad”, y para ello expuso que sí cuentan con los recursos necesarios para dar iluminación en los sectores que sean necesarios o se requieran. Y también tienen la decisión de continuar en el proyecto de limpieza de terrenos baldíos.

Videla contó que mantuvo además una reunión con los responsables de las dependencias 5° y 43° después que se hiciera público el intento de robo de un menor, desde los brazos de su madre. “No es una situación normal, pero puede pasar, y por eso tenemos que prevenir”, aseguró, y así confirmó la existencia “de dos casos diferentes”.

“Los policías nos explicaron que no había mucho para investigar en cómo se había dado la situación. No es fácil cuando hay poco material, pero sí hay preocupación e interés de querer esclarecer el caso”, agregó Videla.

Remarcó que “en principio hay una denuncia” y que la Policía “trabajó en ese sentido”.

“Estamos rodeados de rutas provinciales; Avenida del Portezuelo, Ruta 18, Aguada de Pueyrredón, Avenida del Viento Chorrillero y Los Puquios, por lo tanto necesitamos que se refuerce con policías”, se expresó.

Indicó que una de las mayores preocupaciones atiende a la circulación de vehículos (que van y regresan desde las localidades turísticas como El Volcán y Potrero de los Funes): “Es un descontrol sobre las rutas provinciales, y también en las internas de la ciudad como Aguada y Ruta 20”.

En el mismo sentido analizó también a las motos: “Si se dan una vuelta por Potrero el 80% está ingiriendo alcohol, y esos son los que pasan por las rutas de Juana Koslay. Me preocupa la cantidad de motos que bajan de manera descontrolada, a toda la velocidad poniendo en riesgo la vida de ellos y de terceros”.

También reflexionó que se trata de “una cuestión cultural”, y con ello ejemplificó que el 40% de los vehículos pasa los semáforos en rojo. “Es una vergüenza que los vecinos de los barrios al costado de la ruta 18 estén hasta una hora y media para que les de paso. Es una situación penosa y grave”, añadió.

“Hay que trabajar en conjunto, pero si solo tenemos dos móviles, no es posible dar a basto”, dijo por último.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR